María Eugenia Capuchetti se convierte en la segunda mujer en los fueros federales de Comodoro Py.

 

Publicado en el Boletín Oficial, el presidente Mauricio Macri oficializó la designación de María Eugenia Capuchetti para ocupar el juzgado vacante que dejó el juez Norberto Oyarbide.

El juzgado nacional en lo criminal y correccional federal número 5 era subrogado por el magistrado Martínez de Giorgi y tiene la instrucción de causas sensibles contra la corrupción.

De esta manera, Capuchetti se convierte de esta manera en la segunda mujer en los fueros federales de Comodoro Py junto a María Servini de Cubría.

La doctora Capuchetti trabajaba en la Oficina de Enlace con Organismos Oficiales del Ministerio Público Fiscal porteño y disputó el puesto en el Consejo de la Magistratura con Agustina Rodríguez (coordinadora de la Unidad Especializada de Violencia contra las Mujeres) y Juan Ponte, director de escuchas.

 

El excontador del matrimonio presidencial declaró como arrepentido ante el fiscal Carlos Stornelli. Además afirmó que Daniel Muñoz y sus testaferros movieron más de 70 millones de dólares.

Víctor Manzanares, quien fuese el contador del matrimonio presidencial, reveló ante el fiscal Carlos Stornelli que el exjuez Norberto Oyarbide manipuló una pericia clave que le permitió sobreseer a Néstor y a Cristina en una causa por enriquecimiento ilícito.

Según informó TN, Manzanares relató cómo el entonces juez le dio instrucciones sobre la forma en la que debía confeccionar la pericia de la defensa, es decir, de los Kirchner. La misma fue luego utilizada por Oyarbide para firmar la declaración de inocencia del exmatrimonio presidencial. La declaración del contador podría volver a poner al exmagistrado en la mira de la Justicia.

El contador no solo cargó contra el exjuez, sino que habló de la fortuna de Daniel Muñoz, exsecretario privado de Néstor Kirchner. Sostuvo que él, como su esposa, la arrepentida Carolina Pochetti, y sus testaferros, tenían mucho más que US$ 70 millones y brindó detalles de más inversiones, sociedades y otros fondos.

Una fuente de la investigación dijo que el excontador relató en forma detallada cómo se hacía el traslado de fondos para lavar el dinero y aportó los nombres de tres sociedades hasta ahora desconocidas en la causa, que no aparecían en el entramado investigado en el expediente.

El ex juez federal aclaró que en sus encuentros con Cantero se ofreció a “hablar” con los chicos para explicarles “las consecuencias de todos los tipos de estupefacientes y de todo tipo de adicciones”.

El ex juez federal Norberto Oyarbide explicó que las conversaciones a las que aludió el ex presidente de Independiente Javier Cantero, tenían que ver con “los inconvenientes que tienen los chicos” con las drogas y el alcohol por lo que el magistrado se ofreció a “hablar” con ellos “para poder explicar sobre las consecuencias de todos los tipos de estupefacientes y de todo tipo de adicciones”.

Así se refirió a los dichos del ex titular del club, quien aseguró que Oyarbide intentó “tener acceso” a los jugadores de las inferiores del “Rojo”, pero el ex juez aclaró que sólo mantuvo “en una o dos oportunidades” reuniones con Cantero en las que hablaron sobre las problemáticas que atraviesan los jugadores de fútbol.

“Le dije ´contá conmigo’. ‘Si vos necesitás, en algún momento me puedo acercar y puedo hablar. Como el dóping es una niña bonita en el fútbol, una figura que se aplica y sé que existe, nada mejor que yo que fui casi 22 años juez federal para poder explicar sobre las consecuencias de todos los tipos de estupefacientes y de todo tipo de adicciones‘”, recordó

Oyarbide reconoció que en el momento en el que salieron a la luz los casos de abuso en Independiente, sospechó que se lo iba a involucrar de alguna manera. “Yo dije: seguro que algún punto de contacto van a encontrar“, sostuvo y apuntó: “Y de pronto, para mi sorpresa, cuando el señor Cantero se expresó del modo que lo hizo, recibí una lluvia de descalificaciones“.

Se refirió, además, a la polémica de los videos que demostraban que el ex magistrado frecuentaba Spartacus, un prostíbulo que funcionó durante los 90’s en Barrio Norte. “Yo estoy marcado hasta el último minuto de mi vida con el tema de Spartacus. Es una marca fatal que me quedó con la cual convivo”, se lamentó.

Según Cantero, el ex magistrado presionó a un socio del club, Javier Roperti, a quien acusó de amenazarlo con posibles consecuencias judiciales si no aceptaban la colaboración del entonces juez federal. Si bien Oyarbide admitió su vínculo con Roperti, desmintió las amenazas.

Y enfatizó: “Esto es un invento. ¿Cómo voy a allanar Independiente por una cosa semejante? ¡Por el amor de Dios! Yo allané Independiente porque tenía la causa de los pasaportes truchos y había que buscar material para encontrar evidencias“.

El jefe de los fiscales bonaerenses le quitó importancia a la denuncia de Javier Cantero hasta tanto no la ratifique ante la Justicia.


El procurador general de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand, exhortó a las personas que tengan información sobre los abusos de juveniles de Independiente a que se acerquen a declarar, en vez de hacer denuncias a través de los medios.

«Nosotros no podemos estar dependiendo de que a alguien se le ocurra hacer alguna declaración por los medios de comunicación», explicó el procurador en Todo Noticias. La respuesta fue respecto a la denuncia que realizó el ex presidente de Independiente Javier Cantero sobre el ex juez federal Norberto Oyarbide.

Conte Grand enfatizó que por el momento no hay indicios para avanzar en una investigación contra Oyarbide, hasta tanto Cantero no ratifique sus dichos ante la Justicia. «Sin duda es algo que llama la atención en el doble sentido, la actitud que habría tenido Oyarbide en su momento y este hecho de la difusión pública del episodio«, especuló.

El procurador confirmó que la fiscal María Soledad Garibaldi estuvo en Córdoba tomándole declaración testimonial a una presunta víctima que estuvo en la pensión de Independiente y que planea viajar a otras provincias con el mismo objetivo.

Por otra parte, Conte Grand reiteró que no han comprobado la existencia de una red de trata: «No hemos verificado la existencia de una organización o de una conjunción de voluntades predeterminadas para cometer el delito».

El ex presidente del equipo de Avellaneda fue citado por el juzgado que tramita el caso de los abusos a juveniles del club.


La Justicia de Avellaneda citó a declarar al ex presidente de Independiente Javier Cantero por la acusación de un «interés» del ex juez federal Norberto Oyarbide por dar una charla a los juveniles de la pensión del club.

Cantero reveló en una entrevista con FM Millenium que Oyarbide lo convocó para darle una charla a los menores para «darles ánimos», ya que hacía poco había terminado un curso de oratoria.

“Estaba interesado en los equipos de fútbol, me invitó a almorzar una vez. Me dijo que quería ayudar, que sabía que Independiente tenía problemas judiciales. Para demostrarme poder llamó a (Hugo) Moyano, a (Luis) Barrionuevo y me los puso al teléfono”, relató el ex mandatario entre 2011 y 2014.

“Así tuvimos dos o tres reuniones en las que, en un momento dado, me dijo que también le interesaba ayudarnos y favorecernos, porque había hecho un curo de oratoria y podía levantarles el ánimo a los chicos”, continuó.

Ante la negatoria del mandatario del Rojo entre 2011 y 2014, empezó a recibir amenazas: “Un día envió a su secretario a decirme que había desperdiciado esos almuerzos, porque no le había dado cabida a lo que me estaba pidiendo, no le había facilitado el acceso al club”

‘Te van a llamar a indagatoria, hay una triangulación de jugadores en el club’. Le dije: ‘No tengo nada que esconder, que me llame a indagatoria. Eso sí, cuando salgo de indagatoria, llamo a conferencia de prensa y cuento todo lo que ustedes me hicieron’”, cerró el ex directivo.

Cantero fue citado en medio de avances en la causa por abuso sexual de menores. La fiscal María Soledad Garibaldi pidió en las últimas horas que se confirme la prisión preventiva de seis de los siete detenidos y se especula con que haya más detenciones en los próximos días.

 

Se trata de Javier Cantero, mandatario del Rojo entre 2011 y 2014, quien denunció amenazas por parte del ex juez.


El ex presidente de Independiente Javier Cantero denunció el fuerte interés que mostró el ex juez federal Norberto Oyarbide en brindarle una charla a los juveniles de la pensión de Independiente «para darle ánimos».

«Estaba interesado en los equipos de fútbol, me invitó a almorzar una vez. Me dijo que quería ayudar, que sabía que Independiente tenía problemas judiciales. Para demostrarme poder llamó a (Hugo) Moyano, a (Luis) Barrionuevo y me los puso al teléfono», relató Cantero en FM Millenium.

«Así tuvimos dos o tres reuniones en las que, en un momento dado, me dijo que también le interesaba ayudarnos y favorecernos, porque había hecho un curo de oratoria y podía levantarles el ánimo a los chicos», continuó.

Ante la negatoria del mandatario del Rojo entre 2011 y 2014, empezó a recibir amenazas: «Un día envió a su secretario a decirme que había desperdiciado esos almuerzos, porque no le había dado cabida a lo que me estaba pidiendo, no le había facilitado el acceso al club»

‘Te van a llamar a indagatoria, hay una triangulación de jugadores en el club’. Le dije: ‘No tengo nada que esconder, que me llame a indagatoria. Eso sí, cuando salgo de indagatoria, llamo a conferencia de prensa y cuento todo lo que ustedes me hicieron'», cerró el ex directivo.

El relato de Cantero se da en el contexto de una causa que tiene siete personas detenidas (seis por presuntos abusos y otro por encubrimiento), más la imputación contra el dirigente de AFA Javier «Pipo» Marín.

 

Las viviendas están a nombre de cinco presuntos testaferros del ex magistrado. 


La División Defraudaciones y Estafas de la Policía de la Ciudad realizó una decena de allanamientos en propiedades vinculadas al ex juez federal Norberto Oyarbide, en el marco de una causa por enriquecimiento ilícito.

Los procedimientos fueron realizados en la Ciudad de Buenos Aires y en las localidades bonaerenses de Lomas de Zamora y Ciudadela. El objetivo, según fuentes judiciales, fue «identificar a todos los ocupantes de los inmuebles a allanar y procurar el secuestro de documentación contable vinculada a las empresas objeto de la investigación».

Los operativos fueron ordenados por el juez federal Sergio Torres tras el pedido del fiscal Jorge Di Lello. Las propiedades están a nombre de cinco empresarios: Ariel Roperti, Claudio Blanco, Jorge Bladimisquy, Ariel Feur y Cristina Ramírez.

María Martha Cavallaro, ex esposa de Roperti, es la testigo clave en esta causa. Ella fue quien denunció que su ex marido tuvo un crecimiento patrimonial de gran magnitud desde 2010, momento en el que conoció a Oyarbide.

El ex juez renunció a su cargo en 2016 para evitar el juicio político por un sinfín de irregularidades y acusaciones de mal desempeño.

 

Tras la apelación del fiscal Federico Delgado, la Cámara Federal deberá dar su dictamen


Por falta de pruebas, la Justicia está cerca de dar por cerrada la investigación contra el presidente de Boca y amigo de Mauricio Macri, Daniel Angelici, por tráfico de influencias como operador del Gobierno con el objetivo de que el ex juez federal Norberto Oyarbide renuncie. Tras su sobreseimiento en esa acusación, la Cámara Federal deberá pronunciarse ante una nueva apelación del fiscal.

En noviembre pasado el juez federal Sebastián Casanello determinó que no se pudo comprobar que el ex magistrado haya abandonado su cargo gracias al condicionamiento de Angelici en un almuerzo en el restaurante Carletto. Versión que había sostenido el fiscal Federico Delgado y que tomó entidad judicial luego de que un abogada presentara una denuncia en base a las afirmaciones de la diputada Elisa Carrió  quien apuntó a que «Angelici interviene en la Justicia con el consentimiento de Mauricio Macri».

En su declaración, Oyarbide negó el encuentro y las presiones del presidente de Boca, al tiempo que los mozos del restaurante aseguraron no recordar tal encuentro. Además, se hicieron revisiones de los pagos de las comidas y declararon también el ministro de Justicia Germán Garavano , Fabián Rodríguez Simón y el ex procurador Esteban Righi .

Si bien Moldes admite que Angelici tiene vínculos con diferentes funcionarios judiciales, señaló que no hay pruebas de que este puede interferir en las decisiones de los magistrados. Por su parte Delgado detectó que el 4 de diciembre de 2015, salió una llamada del teléfono de Claudio Hernán Blanco, pareja de Oyarbide, hacia el teléfono de Fernando Miguel Pontoriero, a quien el fiscal identificó como empleado de Angelici en la firma World Games SA. Otra llamada se produjo el 12 de diciembre.
En contraposición, Moldes indicó que corroborar esas llamadas es inconducente porque nunca se podrá saber el contenido de esas conversaciones.