Así lo resolvió el TOF N°4. Ahora el exlíder del SOMU, deberá llevar una pulsera electrónica.

 

El Tribunal Oral Federal N°4 (TOF4) porteño le acaba de conceder la prisión domiciliaria al sindicalista Omar “Caballo” Suárez en la causa por presunta asociación ilícita en el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU).

La decisión se resolvió en base a los problemas de salud que padece el exlíder del SOMU. Según detalla Infobae, Suárez deberá llevar una pulsera electrónica.

doc-28364 by Será Justicia on Scribd

En el día de hoy debía llevarse a cabo, pero se reprogramó para cuando el tribunal oral tiene previsto terminar con los juicios Ciccone y la tragedia de Once.

El sindicalista detenido, debía comparecer hoy ante el Tribunal Oral Federal 4, que reprogramó el juicio oral para el segundo semestre de este año. Según informaron fuentes judiciales, la nueva fecha de juicio para Omar «Caballo» Suárez y otros dos acusados es el próximo 11 de septiembre a las 9:30 hs.

Los jueces Néstor Costabel, Pablo Bertuzzi y Gabriela López Iñiguez decidieron postergar el juicio y finalizar primero con los casos Ciccone y tragedia de Once (entre junio y agosto) y así no recargar las tareas con otro juicio grande

El sindicalista cometió los delitos de “asociación ilícita, coacción agravada y administración fraudulenta” en perjuicio del SOMU y de la Obra Social del Personal Marítimo. También está acusado de “entorpecimiento de la navegación de buques”.

La Cámara Federal revocó la prisión domiciliaria que había ordenado el juez federal Luis Rodríguez.


El ex titular del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) Omar «Caballo» Suárez, fue trasladado nuevamente a la cárcel de Ezeiza luego de la que la Sala I de la Cámara Federal revocara su prisión domiciliaria.

Suárez se encontraba en la casa de Lorena, su hija, en Olivos. Desde allí fue llevado por efectivos de Prefectura Naval hasta el penal del cual salió por poco más de dos semanas.

Los camaristas Eduardo Farah y Leopoldo Bruglia consideraron que el ex gremialista «no es considerado un paciente terminal o con enfermedad incurable, ni reúne criterios de internación y sus enfermedades pueden ser tratadas en la unidad penitenciaria, bajo la supervisión pertinente de los profesionales tratantes».

La domiciliaria había sido concedida por el juez federal Luis Rodríguez, subrogante de Rodolfo Canicoba Corral en la causa por extorsión y asociación ilícita.

El 29 de diciembre pasado el juez federal Luis Rodríguez benefició a Suárez con la prisión domiciliaria, decisión que fue apelada por el fiscal Gerardo Pollicita. Rodríguez es magistrado subrogante en esta causa, que está a cargo de su par Rodolfo Canicoba Corral. Ahora la Cámara Federal deberá decidir la suerte del sindicalista.

Con fecha límite en el lunes 15, los camaristas Farah y Bruglia definirán la situación que se generó a raíz de la decisión de dar el arresto domiciliario al ex líder del SOMU Omar “Caballo” Suárez, para lo cual quedó fijada la audiencia con su defensa el próximo viernes a las 11.

La semana que pasó transcurrió en un debate referido a la apertura o no de la feria judicial para tratar el caso, algo resuelto el jueves último, cuando se fijó fecha de audiencia para hoy. Carlos Broitman, abogado de Suárez, pidió una prórroga con el argumento de compromisos laborales previos y falta de tiempo para preparar la audiencia en la que expondrá de manera oral ante los jueces.

Al prorrogarse el trámite para el viernes 12, Suárez se garantizó una semana más al menos en la casa de su hija en la localidad bonaerense de Olivos y fuera del penal de Marcos Paz, según publica Diario Popular.

El sindicalista de los marítimos procesado como supuesto jefe de una asociación ilícita y extorsión tiene puesta tobillera electrónica con prohibición de salida salvo para estudios médicos autorizados antes por el juez federal Sergio Torres, a cargo en estos días de su causa.

El fiscal no está de acuerdo con la decisión del juez Luis Rodríguez que otorgó el beneficio al ex titular del SOMU. «Nada confirma que tenga problemas de alcohol», sostuvo el funcionario judicial.

El fiscal federal, Gerardo Pollicita, rechaza los argumentos que refieren a su «delicado estado de salud»: «nada confirma que efectivamente tenga problemas de alcohol» indica la apelación, según lo publica Clarín.

Además, ante el planteo de que varios informes médicos no se le realizaron, la fiscalía expresa que «tiene turno para enero». También, critica las medidas de restricción como los 100 kilómetros a la redonda que le permiten con el uso de tobillera electrónica.

Omar «Caballo» Suárez, estaba detenido en Marcos Paz por orden del juez  juez federal Rodolfo Canicoba desde septiembre de 2016. El magistrado ahora está de licencia y su par Luis Rodríguez en carácter de subrogante tomó la decisión se continuar con el arresto del sindicalista, desde su domicilio, tema que generó el rechazo inmediato de la fiscalía.

Rodríguez hizo lugar al planteo de la defensa de Suárez y concedió el arresto domiciliario, estableciendo, a «efectos de asegurar su sujeción al proceso, la aplicación de un dispositivo de seguimiento electrónico sobre su persona el cual quedará a cargo del Programa de Asistencia de Personas bajo Vigilancia Electrónica del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación».

Para el fiscal Pollicita no hay ningún examen médico que determine que su estado de detención «imposibilita que reciba el tratamiento adecuado». Reitera que encontrándose alojado en el penal de Marcos Paz «puede recibir los tratamientos y controles médicos adecuados a sus patologías». Las mismas «no son terminales ni revisten gravedad», tal como señaló el informe interdisciplinario de noviembre.