El periodista Eugenio Veppo, quiso evitar un control vehicular en las calles Figueroa Alcorta y Tagle. La agente Cinthia Choque murió en el acto, mientras que su compañero de trabajo, Santiago Siciliano resultó herido de gravedad y se encuentra internado.

 

El conductor que atropelló y mató a una agente de tránsito en Palermo y se entregó horas después declarará hoy ante la Justicia y podría ser acusado de “homicidio culposo, lesiones graves y abandono de persona”.

El brutal accidente se produjo en la madrugada del domingo cuando el productor y cronista televisivo Eugenio Veppo, quiso evitar un control vehicular en las calles Figueroa Alcorta y Tagle.

Por el impacto, la agente Cinthia Choque, de 28 años, murió en el acto, mientras que su compañero de trabajo, Santiago Siciliano de 35 resultó herido de gravedad y se encuentra internado en el Hospital Fernández.

Las autoridades policiales detallaron que alrededor de las 3.40 de la madrugada, Veppo, que conducía un Volkswagen Passat azul, quiso evitar el control de tránsito y atropelló a estos dos agentes, frente al edificio de la TV Pública. Otros dos oficiales que estaban en el lugar fueron trasladados por una crisis nerviosa al Hospital Rivadavia.

El conductor escapó de manera inmediata y más tarde la Policía de la Ciudad encontró su vehículo en la calle Silvio Ruggieri al 2800. Según las fuentes, el auto tenía golpes en el parabrisas, el capó, el guardabarros y la parrilla, todo del lado del acompañante.

El abogado del periodista, José Luis Ferrari aseguró ante TN que su cliente se escapó tras el accidente “porque se asustó”. También señaló que los exámenes de alcoholemia y estupefacientes dieron negativo.

Por su parte, agentes de tránsito de la Ciudad de Buenos Aires organizaron una nueva marcha para este lunes a mañana reclamando justicia por los dos compañeros atropellados por un conductor que evadió el control de alcoholemia.

 

Las penas son de tres y ocho años de prisión y, además, ordenaron la reparación económica a las víctimas.

La Justicia condenó con penas de tres y ocho años de prisión por el delito de trata de personas en un prostíbulo vip de Palermo a una organización compuesta de cinco personas. Al mismo tiempo, se ordenó la reparación económica a las víctimas.

El Tribunal Oral Federal 4 condenó a ocho años y medio de prisión a Horacio Alejandro Saran y Graciela Tomasi, la pareja dueña del prostíbulo Río Cabaña, y la pena de 8 años para Silvio Ángel Tomasi, y Gerardo Alberto Ketterer, quienes trabajaban como encargados en el local. Por su parte, Juan Carlos Milla fue condenado a tres años de prisión en suspenso como partícipe secundario del hecho.

Además, junto a la condena el Tribunal impuso una multa, equivalente a $125.000, por ser considerados coautores del delito de trata de personas con fines de explotación sexual.

Asimismo, los jueces ordenaron una reparación económica para cada una de las víctimas, el decomiso del dinero de una cuenta que los dueños abrieron en Suiza equivalente a un millón de dólares, del inmueble donde funcionaba el prostíbulo y del estacionamiento que se encontraba al lado del local y que también era propiedad de los acusados.

La investigación

Se inició en julio de 2013 a través de una denuncia anónima al 911, en la que una persona indicó que dentro de la confitería “Río Cabañas” habría trata de personas y prostitución, luego de lo cual se sumaron otras acusaciones de otras personas.

Según la investigación, los dueños del lugar captaban mujeres a través de anuncios publicitarios en medios gráficos que enunciaban la búsqueda de “meseras” o para “efectuar presencias” en discotecas.

Sin embargo, una vez en el lugar las obligaban a hacer “pases” en albergues transitorios de la zona o en casas particulares y los encargados se quedaban con un porcentaje. Además, les descontaban “comisiones” y otros rubros como “multas”

Hay 5 detenidos. Uno es menor de edad. La Jeep Renegade está a nombre de la madre de uno de ellos. Se los conocía como la banda de “los chicos bien”.

Tras una intensa persecución y un tiroteo de por medio, el barrio de Palermo se vio agitado en horas de la madrugada en la zona de Ravignani y Gorriti, un área repleta de bares y restaurantes de Capital.

Según confirmó Clarín, todo comenzó cuando una patrulla de la Policía de la Ciudad sospechó de los ocupantes de una Jeep Renegade, que se movía con las luces apagadas y a la que vieron subir un muchacho «de forma presurosa». Uno de los policías da la voz de alto y al querer detener la acción de la 4×4, el conductor pone marcha atrás y en un intento de maniobra evasiva choca con otros dos vehículos estacionados.

Uno de los sospechosos apunta con un arma, la policía responde a los tiros. Los 5 ocupantes del Jeep logran zafarse de la situación y se inicia una persecución, que se terminó en Dorrego y Honduras, a unas tres cuadras del comienzo la situación.

Los detenidos son todos argentinos, uno de ellos es menor de edad. Los demás, de entre 22 y 39 años. Dentro del Jeep había una réplica de una pistola, además de otros elementos que alimentan la sospecha que se trataba de una banda con un modus operandi particular.

Los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 63, a cargo de Gabriel Nardiello, quien caratuló la causa como «tentativa de robo, daño y disparo de arma de fuego».

El hecho ocurrió en Crobar. La chica aseguró que perdió el conocimiento luego de tomar el trago que le ofreció un hombre.


Una chica de 20 años denunció que fue abusada sexualmente el último sábado en el boliche Crobar de Palermo.

La joven relató que a la 1:30 de la madrugada se puso a charlar con un joven que la separó de su grupo de amigas y la invitó con un trago. Luego de que se besaran y tomar del vaso, la chica perdió el conocimiento.

Dos horas después se despertó, con un fuerte dolor y ardor en la vagina, y empezó a buscar desesperada a su grupo de amigas.

Del boliche fue al Hospital Fernández, donde la revisaron y le confirmaron que había sido abusada sexualmente. La joven realizó una denuncia en la comisaría 53°, en Palermo, mientras que la investigación quedó a cargo de la Fiscalía Criminal y Correccional N° 21.

Fue identificado como Walter Oscar Pérez. La madre indicó que tiene una discapacidad mental.


El hombre que golpeó brutalmente a una mujer en el barrio porteño de Palermo fue identificado y detenido en la provincia de Buenos Aires.

Según informaron desde la policía Bonaerense, personal de la Superintendencia juntamente con titular de la Unidad de Policía de Prevención Local Florencio Varela lograron dar con el paradero del acusado.

“Contando con información fidedigna respecto a la identificación y domicilio de un sujeto que golpeara ferozmente a una mujer en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es que se implementó discreta vigilancia en las inmediaciones del domicilio situado en la localidad de Bosques”, indicaron las fuentes.

Los policías detectaron la salida del hombre que fue interceptado e identificado a 200 metros de su domicilio y fue identificado Walter Oscar Pérez, de 29 años.

La madre de Pérez, indicó que su hijo había golpeado a “la mujer del video”, y argumentó que mañana iba a llevar al joven a la fiscalía, y detalló previamente que su hijo tiene una discapacidad mental.