Así lo informó el abogado Marcelo Biondi. El cantante había reconocido haber tomado “sorbos” de vodka.

 

Luego de que se conocieran las pericias toxicológicas del cantante de cumbia Rubén Darío “El Pepo” Castiñeiras en el que se confirmó que tenía cocaína y marihuana en la sangre pero que el examen de alcoholemia dio negativo, Marcelo Biondi abogado de los familiares del trompetista y del representante del grupo pedirá la nulidad de las pruebas.

Para el letrado la pericia “estaba mal hecha” al dar negativo el resultado de alcohol en sangre ya que “El Pepo” había reconocido que bebió “sorbos” de vodka antes de volcar la camioneta Honda CRV en la ruta provincial 63.

“La prueba de sangre no tiene valor porque fue mal tomada. Es una muestra escasa que la hizo una enfermera mal asesorada por el jefe de Policía Científica de Dolores. Tendría que renunciar hoy mismo”, denunció Biondi y detalló que la prueba tenía mucho aire y hasta pudo evaporarse en el tubo que se usó.

No obstante, según los análisis de laboratorio, el músico tenía menos del límite de 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre permitido para manejar.

Por este siniestro, Castiñeiras está preso en la comisaría de Chascomús acusado de “doble homicidio culposo agravado y lesiones graves culposas” por la muerte de su representante Ignacio Abosaleh y el trompetista Nicolás Carabajal, mientras que la corista Romina Candia sufrió lesiones y ya fue dada de alta.

Fuentes judiciales confirmaron a Clarín que este viernes se realizará una prueba cromatográfica para confirmar los resultados de los análisis. El tiempo en que las drogas fueron consumidas será clave para determinar la responsabilidad del cantante en el vuelco.

En tanto, desde el juzgado de Garantías N° 2 de Dolores confirmaron a la agencia Télam que los abogados del “El Pepo”, Miguel Ángel Pierri y Walter Cormace, pidieron la prisión domiciliara para su defendido, la cual aún no fue confirmada, mientras sigue detenido en la Estación de Policía Comunal de Chascomús.

Ahora la defensa del cantante se encuentra a la espera que la fiscal de la UFI N° 1 de Dolores, Verónica Raggio, “resuelva la situación procesal”. Pierri dijo que este lunes iniciaron un “incidente de morigeración” de la detención de Castiñeiras. La expectativa de los abogados es que Raggio le dicte la prisión preventiva al “Pepo” para poder solicitar el arresto domiciliario.

 

Así lo confirmaron el juez de Dolores y fuentes médicas. Además, se conocerán las pericias toxicológicas del cantante.

 

El juez de garantía de Dolores Cristian Gasquet y fuentes médicas, “de acuerdo a su evolución y una vez que reciba el alta médica definitiva”, el cantante de cumbia Rubén Darío “El Pepo” Castiñeiras este lunes podría ser trasladado a una comisaría.

“El traslado se encuentra actualmente supeditado a la evolución y alta médica definitiva”, indicó Gasquet y agregó que “por ahora seguirá internado”. Este lunes se conocerán las pericias toxicológicas.

Por su parte, sobre el día del accidente Miguel Ángel Pierri abogado del músico, dijo que “venía manejando con balizas prendidas porque no veía nada, a 80 kilómetros por hora, con visibilidad cero, y que algo se le cruzó. Clavó los frenos y pegó el volantazo, que es algo que no hay que hacer. Él está vivo porque tenía el cinturón de seguridad, sus compañeros no lo tenían”.

Sin embargo, también reconoció que lo entrevistó cuatro veces y “las cuatro me dijo cosas absolutamente distintas”. En declaraciones televisivas el letrado no sólo admitió que su defendido manejaba el vehículo también dijo que estaba alcoholizado: “Había tomado alcohol, no había tomado droga”.

“Este es un juicio que se va a definir por pericias, por más que yo genere el mejor descargo”, expresó Pierri. “Pepo hoy no está en libertad porque tiene antecedentes penales por robo, una pena de dos años y pico que cumplió pero no cumplió con la reincidencia de esa pena. Para no perder el tiempo planteando la excarcelación, que si es denegada hay que esperar 20 o 30 días a que la Cámara lo resuelva, voy a plantear la prisión preventiva morigerada para cumplirla en su domicilio hasta que vaya a juicio”, concluyó.

 

Para el abogado de la familia el diagnóstico es el de una mujer de 70 años. Además, pedirán la exhumación del cadáver.

 

La pericia toxicológica del cuerpo de Natacha Jaitt determinó que la modelo tenía cocaína y alcohol en su cuerpo.

Según el informe, la modelo tenía “restos moleculares compatibles con cocaína y benzoilecgonina (el principal metabolito de la cocaína)” en el contenido gástrico y las muestras de orina y sangre. Además, detectaron “alcoholemia de 0,7”. Los resultados de narinas y fosas nasales también dieron positivo para esa misma droga. Las pericias ya habían determinado que la mayoría de los presentes en la escena de la muerte habían consumido esta sustancia.

Alejandro Cipolla, abogado de la familia de Natacha, aseguró que pedirá la exhumación del cuerpo. “Se hizo todo mal. Tanto la pericia como la autopsia. En el informe no figuran los gramos de cocaína. Nosotros queremos saber si, por ejemplo, le dieron de tomar algo que contenía esta droga, para eso nos faltan precisiones sobre las cantidades que se halló en su estómago”, aseguró en diálogo con Clarín y detalló que “tampoco se siguió el protocolo de extracción de pelo, con una muestra de cabello se pueden encontrar venenos o tóxicos que no quedan en sangre, orina ni vísceras”.

Al mismo tiempo, señaló que “esos resultados parecen los de una señora de 70 años. Nada de eso coincide con los estudios que Natacha se había hecho dos meses antes de su muerte. Hay algo que no cierra, incluso con todo eso a un mes de su fallecimiento seguimos sin saber las causas de su muerte”.

Natacha fue hallada sin vida el 23 de febrero pasado en un salón de fiestas de Benavídez, donde había ido a una reunión de negocios.

 

Se darán a conocer los resultados de las pericias toxicológicas de sangre, orina y vísceras de la modelo.

 

Este martes, finalmente se dará a conocer de forma conjunta los resultados de las pericias toxicológicas sobre sangre, orina y vísceras de Natacha Jaitt, la modelo que murió el 23 de febrero en la localidad bonaerense de Benavídez.

Por su parte, la familia de la víctima analiza la posibilidad de pedir una exhumación para hacer un estudio complementario con su cabello, informaron fuentes judiciales.