El candidato del Frente Justicialista Creer, Gustavo Bordet, se quedó con más del 50% de los votos.

 

El peronismo se anotó una contundente victoria en las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) en Entre Ríos de cara a las generales del 9 de junio. Gustavo Bordet, candidato del Frente Justicialista Creer y actual gobernador, se quedó con más del 50% de los votos y le sacó una amplia ventaja al aspirante a la Gobernación por Cambiemos, Atilio Benedetti.

“Además de ponernos muy contentos, nos genera una gran responsabilidad y tenemos que estar a la altura de las circunstancias”, celebró Bordet, y agregó: “Recibí un WhatsApp del ministro (del Interior) Rogelio Frigerio muy conceptuoso y le contesté con el mutuo agradecimiento. Hemos trabajado mucho en la provincia y lo que importa es trabajar todos juntos”.

De esta manera, Cambiemos no logró cortar la mala racha que viene cosechando en las elecciones provinciales hasta el momento: en Neuquén, Chubut, San Juan y Río Negro ganaron los oficialismos locales con amplia ventaja sobre la fuerza que lidera a nivel nacional el presidente Mauricio Macri.

Bordet está acompañado en la boleta por la actual ministra de Desarrollo Social, Laura Stratta; mientras que Benedetti tiene como compañero de fórmula al intendente de Basavilbaso, Gustavo Hein.

Según datos del Tribunal Electoral de Entre Ríos, de un total de 1.080.298 electores que se encontraban en condiciones de emitir su sufragio en las 3.262 mesas que se desplegaron en todo el territorio de la provincia litoraleña, participó cerca del 80%.

Además, se votaron los postulantes para ocupar los 34 escaños en la Cámara de Diputados local y los 17 en el Senado provincial, así como también intendentes, concejales y vocales de los distintos municipios, comunas y juntas de Gobierno.

El sindicalista aseguró tener la tarea de “poner el movimiento en marcha” y de conformar “la fórmula” para las elecciones presidenciales del 2019.

El titular del sindicato de gastronómicos, Luis Barrionuevo, asumió este mediodía de forma oficial como interventor del PJ nacional y eligió a el politólogo peronista Julio Bárbaro como coordinador y al periodista Carlos Campolongo como el nuevo vocero.

En la sede partidaria de Matheu 130, Barrionuevo prometió que abrirá “las puertas del peronismo para volver a ser Gobierno” y proyectó un PJ “frentista“: “vamos a llamar a otros que no piensan como nosotros pero que quieran participar. Quienes quieran estar en las internas, que lo hagan”.

Ver también: Servini ordenó la intervención del Partido Justicialista y nombró a Luis Barrionuevo como interventor

Tras ratificarse su cargo por la jueza federal María Servini, quien elevó a la Cámara Nacional Electoral la decisión de intervenir el espacio político luego de la apelación de las autoridades partidarias y del desplazamiento del titular José Luis Gioja, el gremialista se atribuyó la tarea de “poner al movimiento en marcha” y la calificó como un objetivo que no es “fácil”.

En este marco, deslizó: “Me debo a la Justicia, que me designó“. Barrionuevo insistió en su objetivo de “sanear” el partido y de conformar “la fórmula” para las elecciones presidenciales del año que viene.”Este es el mensaje que tenemos que dar nosotros: cambian los gobiernos y seguimos igual. De una vez por todas hay que enamorar a la gente con gestión, con desarrollo, con atenderla“, agregó.

Dedicó también, en medio de sus promesas de rearmado político, una crítica al Gobierno de Mauricio Macri por “no reconocer a las Pymes, los telares, los talleres” y no conocer “lo que es la producción”, aunque aseguró que van a “respetarlos porque ganaron las elecciones” y trabajar para ser “la alternativa”.

El senador por Catamarca Dalmacio Mera estará a cargo del  cuerpo de Asuntos Constitucionales.

Según publica Infobae, el peronismo presidirá la estratégica comisión de Asuntos Constitucionales del Senado, que deberá resolver el pedido de desafuero de la ex presidenta y actual senadora Cristina Kirchner, informó este jueves el jefe del interbloque de senadores Argentina Federal, Miguel Pichetto.

En las negociaciones que el peronismo mantiene con Cambiemos por el reparto de poder en el Senado se acordó que, de las 27 comisiones en las que se discuten los proyectos de ley en el cuerpo, el oficialismo presidirá diez y el peronismo otras tantas, mientras que las otras dos fuerzas políticas de menor envergadura, el kirchnerismo y el peronismo federal, conducirán las siete restantes.

Según fuentes de la Cámara alta, el Frente para la Victoria pidió presidir tres comisiones, Medio Ambiente, Industria y Educación, pero ésta última quedó en manos del PJ, y la ex presidenta Cristina Kirchner solicitó integrar, además de Presupuesto, las comisiones de Asuntos Constitucionales y Relaciones Exteriores.

El reparto de comisiones se tensó en los últimos días después de que el oficialismo anunció al PJ que había sumado un integrante, con lo cual tenía la misma cantidad de senadores que el peronismo, 25 senadores cada interbloque, debido a que la representante del Movimiento Popular Fueguino, Miriam Boyadjián, confirmó su pase al interbloque de Cambiemos.

Aún así, y pese a que quedaron en igualdad de condiciones, el bloque de Pichetto no cedió y mantuvo su reclamo por la comisión de Asuntos Constitucionales, algo que finalmente se le concedió esta tarde, según confirmó el propio senador rionegrino a la prensa acreditada en el Senado.

La resolución se tomó tras una reunión en el despacho del presidente provisional del Senado, Federico Pinedo y el jefe del bloque de PRO, Humberto Schiavoni.

Aunque Pichetto no dio nombres, fuentes parlamentarias informaron que el senador por Catamarca Dalmacio Mera será el presidente de Asuntos Constitucionales, hasta diciembre pasado en manos del kirchnerista Marcelo Fuentes.

El PJ se impuso así en la pulseada por la comisión que deberá definir el pedido de desafuero formulado por el juez Claudio Bonadio contra la senadora y ex presidenta Cristina Kirchner, en el marco de la causa por el supuesto encubrimiento del atentado a la mutual judía AMIA, ocurrido en 1994.

Pichetto confirmó que además de las diez comisiones permanentes que presidirá el PJ también conducirán la bicameral que investigará las causas de la desaparición del submarino Ara San Juan y la de control Revisora de Cuentas, hasta fines de 2017 presidida por el kirchnerista José Mayans.