El precandidato presidencial desmintió los rumores que indicaban que su cuadro era más complicado de lo que se preveía, luego del parte médico difundido por el Sanatorio Otamendi.

 

El precandidato presidencial Alberto Fernández desmintió los rumores que indicaban que su estado de salud era más complicado de lo que se había manifestado cuando fue internado el lunes pasado. “Estoy espléndido para alegría de algunos y desgracias de otros”, aseguró el exjefe de Gabinete.

Según había trascendido este martes, Fernández sufría una embolia pulmonar, pero el propio ex funcionario rechazó esa versión en diálogo con radio Continental: “Si fuera así, yo nunca podría haber hablado como lo estoy haciendo, estaría en terapia intensiva”.

Respecto al día de su internación, expresó: “El lunes tuve un día bastante agitado, me reuní con Matías Lammens, con Felipe Solá, con el gobernador de La Rioja; ese día tuve mucha tos, una tos seca, y me dolía mucho la espalda. Entonces lo llamé a mi médico, uno de los médicos que forman parte del staff del Otamendi, y me dijo que vaya”.

“Ahí me detectaron que tenía una fuerte inflamación en la pleura. Yo ya había tenido en el 2008 un antecedente de un pequeño coagulo en el pulmón. Entonces me dieron vía intravenosa medicación para calmar el dolor y, ya que estaba internado, mi médico me dijo que me quede y me haga un chequeo general”, continuó.

Fernández continuará internado en el Sanatorio Otamendi al menos hasta este miércoles. En las últimas horas, la institución indicó que “luego de realizar varios estudios diagnósticos, se detectó una inflamación pleural que podría corresponder a una obstrucción arterial subsegmentaria”.

El parte médico afirma que “presentó un ecocardiograma normal” y agrega: “El paciente presenta buen estado general, con adecuado control del dolor, deambulando por la habitación, acompañado por su familia”.

Parte oficial del Sanatorio Otamendi

Luisina Barraud, de 27 años padece el síndrome genético, si queda embarazada podría morir desangrada.

 

Luisina Barraud, una cordobesa de 27 años, padece una enfermedad genética que si queda embarazada se puede morir, es por eso que solicitó la ligadura de trompas, sin embargo, dos clínicas privadas rechazaron su pedido.

En 2017, una reumatóloga le diagnosticó el síndrome de Ehlers Danlos, que afecta a los tejidos conectivos y esto le impedía ser mamá. “Si quedo embarazada, tengo riesgo de muerte. Mi útero no es capaz de llevar adelante una gestación de nueve meses. Es muy factible que se desgarre antes”, contó la joven en diálogo con TN.

Primero analizó utilizar el dispositivo intrauterino (DIU), pero le dijeron que eso también la podía lastimar, por lo tanto, no le quedó otra opción que elegir la ligadura de trompas. Cuando recurrió a la primera consulta con su ginecóloga, se negó a practicarle la intervención. “La médica me la negó diciéndome que yo era muy joven, que todavía no había tenido hijos, que no le podía quitar la oportunidad a mi pareja de ser padre. Pensaba que era un capricho mio”, explicó.

Si bien recurrió a un segundo profesional que no se negó, cuando se acercó a la administración de la clínica para planificar la intervención, otra vez le dieron la espalda. “Me dijeron que no me lo podían gestionar como una ligadura de trompas, que la iban a hacer pasar por un quiste ovárico sangrante. Me argumentaron que ellos no se manejan de esa forma. Y me advirtieron que me iban a cobrar más de $13 mil, que no lo hacían gratis”, aseveró indignada.

En agosto de 2006, en la Argentina se promulgó la Ley 26.130 que establece el derecho a la anticoncepción quirúrgica de manera gratuita. Los únicos requisitos que se piden son ser mayor de edad y firmar un consentimiento.

Finalmente, Luisina logró conseguir el visto bueno del jefe de Ginecología del hospital de San Francisco. Como el quirófano de ese centro de salud está en remodelación, todavía no pudo pautar una fecha para la operación. Sin embargo, aclaró que será dentro de poco.

El Ministerio de Salud provincial también se pronunció sobre el caso y aclaró que este tipo de casos no suelen suceder y que la experiencia de Luisina se trató de una “excepción”. La directora de Maternidad e Infancia, Marcela Yanover, recalcó que la anticoncepción quirúrgica es una práctica que se “incentiva” desde el Gobierno.

 

La Justicia le dio tiempo hasta el 4 de abril para retornar a la Argentina.

 

Luego de que el Tribunal Oral Federal N°5 le diera un plazo de sólo quince días a Florencia Kirchner para regresar al país, el abogado de la expresidente Cristina Kirchner Carlos Beraldi explicó que la joven “no está en condiciones de regresar al país”.

Tras remarcar que “lo más importante es preservar la salud”, abogado indicó que “hasta que no se le dé el alta, no corresponde que vuelva al país”. “Nos llama la atención la utilización política que se está haciendo de este tema”, sostuvo Beraldi.

Además, el letrado ratificó que la hija de la expresidenta “está a derecho” y “cumplirá con todos los trámites que el Tribunal entienda necesarios”.

La hija de la expresidenta se encuentra en Cuba donde se está realizando un tratamiento médico por un cuadro de estrés postraumático y un linfedema leve en sus piernas.

Según el informe, el diagnóstico principal es un trastorno de estrés postraumático. También, la senadora de Unidad Ciudadana asegura que su hija sufre un síndrome purpúrico de estudio, polineuropatía sensitiva desmielinizante, amenorrea, bajo peso corporal y linfedema ligero de miembros inferiores.

Florencia Kirchner afronta causas en Comodoro Py derivadas de presuntos hechos de corrupción que se le imputan a su madre: Hotesur por lavado de dinero y Los Sauces por lavado de dinero, asociación ilícita y dádivas. Ambas causas ya fueron elevadas a juicio oral.

Así lo determinó el Tribunal Federal 5 y le dieron una semana para que presente la historia clínica completa y los análisis que le hicieron para justificar su diagnóstico médico.

 

El Tribunal Oral Federal 5 (TOF 5) autorizó a Florencia Kirchner a permanecer sólo por 15 días más en Cuba a causa de sus problemas de salud.

El juez Daniel Obligado, titular del TOF, le había dado intervención al Cuerpo Médico Forense para que se expida sobre el estado de salud de la hija de la ex Presidenta y evalúe si está en condiciones de viajar o no y cómo darle continuidad al tratamiento ambulatorio.

La Corte requirió el historial médico completo, y señaló que necesita ver a la paciente. Por lo tanto, los jueces decidieron darle dos semanas más y que en 7 días “aporte la historia clínica completa y los análisis que le hubieran hecho”, consigna Clarín.

La semana pasada la defensa de la hija de la ex Presidenta, a cargo de Carlos Beraldi, presentó un resumen de la historia clínica y un pedido para que sea autorizada a permanecer 45 días más en Cuba.

Durante su estadía en Cuba, Cristina hizo pública una hoja con un diagnóstico médico de su hija con la recomendación de los médicos cubanos de “no viajar”, y subió una foto del centro de salud donde se encuentra en tratamiento por “estrés postraumático”.

En el resumen del historial médico presentado, enumera otros diagnósticos: síndrome purpúrico en estudio, polineuropatia sensitiva desmielinizante de etiología desconocida, amenorrea en estudio, bajo peso corporal y linfedema ligero de miembros inferiores. El certificado fue legalizado por el ministerio de Salud cubano y la embajada argentina en La Habana.

Si bien tanto la ex Presidenta como su hija no tienen prohibición de salida del país, deben informar ante la Justicia si se ausentan. De todos modos, fuentes judiciales explicaron que como la causa Los Sauces aún no tiene fecha para que inicie el juicio oral, “se harán los pedidos sugeridos por el cuerpo médico Forense y se seguirá de cerca el caso”.

 

Los peritos pidieron la historia médica de la hija de la senadora y advirtieron que necesitan verla.

 

El juez Daniel Obligado titular del Tribunal Oral Federal 5 (TOF 5) solicitó al Cuerpo Médico Forense para que se expida sobre la enfermedad que padece la joven y evalúe si está en condiciones de viajar o no y cómo darle continuidad al tratamiento ambulatorio.

Especialistas de la Corte requirieron el historial médico completo y advierten que necesitan ver a la paciente. En tanto el fiscal del caso, Diego Velasco, recomendó aceptar una prórroga en la estadía de la hija de la ex presidenta en el país caribeño, pero sólo de 30 días.

Cristina Kirchner regresó al país la madrugada de este viernes y su defensa a cargo del abogado Carlos Beraldi, presentó un resumen de la historia clínica de Florencia y un pedido para que sea autorizada a permanecer 45 días más en el Centro de Investigaciones Médicas Quirúrgicas (CIMEQ).

El TOF 5 le había concedido plazo hasta fin de mes para permanecer fuera de Argentina. Ante este nuevo pedido para prolongar su estadía en Cuba y continuar con su tratamiento, el juez Obligado -presidente del Tribunal- dio intervención al Cuerpo Médico Forense para peritar el certificado que presentó Cristina para justificar su pedido: el juez quiere saber si Florencia puede viajar o no, y en cualquier caso cuánto tiempo le demandará tratarse de esas enfermedades.

Tras la fuerte crítica de Gerardo Morales, los gobiernos avanzan para poner fin a la polémica.

Luego de los pedidos del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, a la administración de Evo Morales para que haya reciprocidad en atenciones “gratuitas” a los argentinos que se atienden en el sistema de salud boliviano como se atienden a los bolivianos en Argentina, los gobiernos de los dos países avanzan en un acuerdo que ponga fin a la polémica.

El próximo viernes 22 de febrero en Santa Cruz de la Sierra, la vicecanciller boliviana, María del Carmen Almendras, se reunirá con el subsecretario de Asuntos de América de la Cancillería Argentina, Leopoldo Sahores, y con el embajador argentino en La Paz, Normando Álvarez García, quien le presentó al gobierno vecino el texto que a nivel bilateral quieren aprobar los argentinos cuanto antes.

Alvarez García espera para estos días mantener una audiencia con la ministra de Salud Gabriela Montaño, quien está tratando estas cuestiones precisamente, que volvieron a salir a la luz la semana pasada con la carta pública del gobernador Morales.

Este es en realidad un acuerdo de cooperación general en materia de salud entre los dos países. Pero el artículo 6 va directo al punto. Asistencia Médica Brindada en Hospitales Públicos refiere a la acción que las partes emprenderán mediante “negociaciones a nivel nacional, provincial y departamental para tener un “mecanismo de recupero de costos común y equitativo en materia de asistencia médica brindada por hospitales públicos que afecten a nacionales de una parte que se encuentren en el territorio de la otra parte, sin ser residentes permanentes en el mismo”.

En tanto, el punto 7 refiere a la Asistencia Médica Brindada en Hospitales Públicos en casos de Urgencias Médicas y dice que las partes emprenderán negociaciones a todos los niveles y en su respectivas competencias “con la finalidad de garantizar la gratuidad de los tratamientos de las urgencias y las emergencias cuando exista riesgo de traslado en los hospitales públicos que afecten a nacionales de una parte, que se encuentren en el territorio de la otra sin ser residentes permanentes en el mismo”. ​

Pero además, los dos países establecerán una comisión mixta para tratar el tema de manera permanente. ​

La cuestión es de alta complejidad en Bolivia donde el Senado está tratando una ley que facilitará la reciprocidad. El problema de base es que los bolivianos mismos no tienen sistema de salud gratuito por lo que no podrían darle a los extranjeros lo que ellos mismos no tienen para sus locales.

Pero el proyecto de ley boliviano sostiene que serán beneficiarios del sistema de salud gratuito “las bolivianas y bolivianos que no estén protegidos por la Seguridad a Corto Plazo” y “las personas extranjeras residentes en el Estado Plurinacional de Bolivia que están protegidas por la Seguridad Social de Corto Plazo, en el marco de instrumentos internacionales de reciprocidad en salud, suscritos por el Estado y normas vigentes”.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña ve acertada la decisión que tomó el gobernador de Jujuy Gerardo Morales.»No hay muchos ejemplos en el mundo de la gratuidad en la medicina para los no residentes», destacó.

«Argentina reclama hace tiempo la reciprocidad; en la ciudad de Buenos Aires hace rato se da este debate. No hay muchos ejemplos en el mundo de una cuestión de gratuidad, por algo no existe…», apuntó el jefe de ministros en una conferencia de prensa durante el inicio de la segunda etapa del Plan Belgrano. Además expresó su deseo de que este tema «se debata en el Congreso».

Respecto a la medida adoptada por el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, Peña sostuvo que es «una postura muy valiente» y «algo justo», pero solicitó que la discusión «no se asocie con actitudes xenófobas o discriminatorias». «Solo hay que ver qué pasa con cualquier argentino que va al exterior y se tiene que atender en el sistema de salud de ese país», explicó.

Por su lado Morales explicó que la determinación de cobrar un bono a los extranjeros no residentes por la atención médica surgió «cuando se organizó el operativo por la visita del papa Francisco a Chile. Tenemos muy buena relación con los hermanos chilenos, bolivianos, soy nieto de bolivianos y lamento que haya algunas reacciones xenófobas. Pero por ejemplo en Chile hay que pagar el seguro obligatorio de accidentes personales a extranjeros».

«A partir de este análisis pensamos con los funcionarios del área de Salud en un coseguro para cobrarle la prestación a extranjeros, en base a la reciprocidad, para garantizar el principio de igualdad. No logramos tener un convenio con los países limítrofes y con otros países… si cuando vas a Europa o Estados Unidos te arrancan la cabeza», concluyó el mandatario provincial.