Un automovilista difundió un video sobre la agresión que sufrió en Constitución.

 

Un taxista fue nuevamente protagonista de otro hecho de violencia tras el que se conoció en Villa Urquiza. Esta vez ocurrió el sábado en Constitución.

Un automovilista y su pareja fueron agredidos por un taxista terminaban de participar de un evento en Puerto Madero. “En Lima y Garay, el taxista se frenó de golpe para ponerse a hablar con otro taxi. Cuando lo paso, le toco bocina y ahí salió a correrme, me tira un manotazo, le pega a la puerta del acompañante. Yo sigo, me corrió dos cuadras más y yo le freno el auto para que no me pase”, relató el conductor, llamado Horacio.

Cuando la víctima se frenó en un semáforo, apareció otra vez el violento conductor del taxi, que se bajó y comenzó a darle trompadas a la puerta de quien conducía. “Bajá, dale, bajá si te la bancás. Bajá, bajá, bajá, porque te mato, hijo de puta”, vociferó el taxista mientras golpeaba el vidrio y la chapa de la puerta, según se observa en el video filmado por la esposa de la víctima.

Pese a los golpes del conductor del taxi, el vidrio del auto no se rompió debido a que era blindado.

En la última semana se registraron varias reacciones de violencia en la vía pública entre conductores de autos. El más resonante es el del taxista de Villa Urquiza.

 

 La violencia en el país no parece cesar. Y sucede en todos los ámbitos. Es que, ahora, surgió la violencia vial donde malas maniobras general la ira los conductores y se relaciona con la película “Relatos Salvajes”.

El viernes, en pleno barrio porteño de Villa Urquiza, dos personas comenzaron a discutir. Un automovilista y un taxista rozaron los autos y, tras unos pocos metros, frenaron en una esquina y se desató lo peor según se vieron en las imágenes filmadas por los vecinos: el taxista se bajó de su vehículo, enojado por una supuesta mala maniobra de la otra persona, y comenzó a pegarle al conductor particular. La persona que estaba siendo agredida, enfurecida, trató de romperle a las piñas la luneta.

Sin embargo, el enojo no terminó ahí ya que el taxista, que había regresado a su auto, tuvo otro ataque de ira y dio marcha atrás, como si tratara de atropellarlo. Luego se bajó y comenzó la pelea de puño entre ambos, hasta que lograron separarlos. Cuando cada uno se esta por ir y seguir su curso, el taxista se estaba por ir pero antes dio marcha, chocó muy fuerte al auto de la persona con la que se había peleado y salió a toda velocidad, para perderse por las calles de la ciudad de Buenos Aires.

Otro caso que se dio a conocer ocurrió en Once. Allí, En medio de una discusión de tránsito, el conductor de un auto insultó al chofer de un colectivo y le rompió los espejos retrovisores con un palo. Luego, como si nada hubiera pasado, vuelve hacia su auto, guarda el palo en el baúl y se va. La violenta escena quedó registrada por uno de los pasajeros.

Ante estos hechos, recientes, el médico psiquiatra y psicoanalista Juan Eduardo Tesone señaló que “estamos viviendo circunstancia en el país donde mucha gente está al límite de sus posibilidades y no logra controlar la violencia que existe en todo ser humano”.

“El asunto es qué se hace con esa violencia. En el mejor de los casos la violencia se canaliza de una manera creativa, en forma de sublimación, de trabajo, de un deporte y demás. El problema es cuando la persona siente que no está protegida en sus derechos y empieza a considerar que tiene que hacer justicia por mano propia, como era la vieja ley talionica del antiguo testamento, con el cual de algún modo la justicia deja de tener lo que sería el monopolio de administrar y regular la violencia y cada uno se siente con derecho de hacer justicia por mano propia”, le explicó a SeráJusticia.net.

El tercer caso que se conoció en la última semana es el de una señora quien atropelló a un policía que quiso advertirle sobre su infracción de tránsito.

Pese a que su auto tapaba la salida de un estacionamiento, la conductora puso primera y pisó el acelerador. La parte delantera del auto impactó en la pierna del efectivo, que terminó con un esguince y no podrá caminar por 20 días.

La mujer en cuestión es una médica, y en principio quedó detenida por resistencia a la autoridad y lesiones. Sin embargo, fue liberada horas después y deberá presentarse ante la justicia el próximo 25 de abril.

¿Existe una solución para calmar la violencia vial? El especialista Tesone reconoció que “no es simple, es compleja” y para ello se requiere políticas a largo plazo. “Primero que todo, hay que permitir que los seres humanos que habitan en nuestro país puedan cubrir sus necesidades básicas y que haya una educación universal para todos los niños. Porque en realidad la violencia se va nutriendo en el ceo de la familia, muy potenciada por las carencias que la familia pueda tener”, agregó aunque al mismo tiempo subrayó que esto no quiere decir que las familias que no tienen carencias no puedan producir violencia, pero “en todo caso creo que hay una política de prevención de la violencia que debería comenzar en las maternidades, seguir en las escuelas primarias y a lo largo de la vida”.

“La violencia en el ser humanos no va a desaparecer. En el sentido de que forma parte del ser humano pero creo que se puede disminuir bastante”, concluyó.

 

Tras el hecho, la Secretaría de Transporte ordenó la suspensión preventiva de la licencia de Claudio Rímolo.

 

El taxista Claudio Daniel Rímolo que protagonizó el pasado viernes una brutal pelea con un automovilista en Villa Urquiza fue imputado por “lesiones y daños”, y ahora el fiscal el fiscal Norberto Brotto, que intervino en el caso, decidirá en las próximas horas si el taxista debe ser detenido.

El fiscal reconoció que “ya pedí el sumario para analizar los elementos de prueba que hay y definir la citación o detención de quien resulte responsable, que es quien manejaba el taxi en ese momento. Por ahora hay lesiones y daño, y el único imputado es el taxista”.

El fiscal confirmó que el acusado está citado para declarar este martes a las 9hs. Y para determinar si le saca el registro profesional y personal y si es detenido explicó que “primero tengo que escucharlo”. También confirmó que la mujer del taxista no será llamada para indagatoria.

Además, tras el hecho, la Secretaría de Transporte ordenó la suspensión preventiva de la licencia del conductor.

La pelea trascendió a través de las redes sociales y el taxista fue identificado por la propia dueña del vehículo. La mujer se presentó en la Comisaría Vecinal 12 C para dar a conocer el nombre el taxista, uno de los cuatro choferes que están a cargo de un Volkswagen Voyage.

El viernes por la mañana en la calle La Pampa al 4800 se registró la discusión entre Rimolo, quien viajaba junto a una mujer y un bebé, y Fabio Rojas, conductor de un vehículo particular, tras una discusión de tránsito. El hecho se produjo cuando ambas personas mantuvieron un cruce verbal por un roce entre los vehículos.

Unos metros más adelante frenaron ambos rodados y el taxista quien iba con una mujer y un bebé que serían su pareja e hijo, se bajó del automóvil, enojado por una supuesta mala maniobra de la otra persona, y comenzó a romperle a golpes el vidrio del vehículo. Posteriormente, Rímolo se subió al taxi y el otro conductor le pegó con sus manos a la luneta del transporte público. Fue así que el taxista, que había regresado a su auto, tuvo otro ataque de ira y dio marcha atrás, como si tratara de atropellarlo, y volvió a bajarse para tomarse a golpe de puños hasta que algunas personas que pasaban por el lugar los separaron.

Por su parte, el abogado Martín Francolino, que representa al conductor agredido pedirá que Rímolo sea juzgado por “tentativa de homicidio”.

Dos mujeres denunciaron a Walter Bou y a su familia por golpes e insultos.


Otro escándalo de violencia salpica al plantel de Boca Juniors. Luego de las situaciones de los jugadores colombianos Edwin Cardona y Wilmar Barrios, ahora Walter Bou fue denunciado penalmente por un hecho de violencia tras una discusión entre vecinos en Concordia, Entre Ríos.

La propietaria de un complejo turístico de Villa Zorraquín (Condordia), identificada como Griselda Jaluf, se quejó ante el futbolista y su familia por «ruidos constantes y fiestas en cualquier momento de la semana».

«Es una zona turística donde se preserva la tranquilidad. Tuve muchas quejas de otros dueños de complejos por constantes fiestas fuera de horario, líos, música, y cornetas de la que se utilizan en la cancha», relató la mujer en diálogo con Radio Mitre.

Jaluf envió mensajes al delantero xeneize, pero la respuesta llegó por parte de su familia: «Salieron la suegra, el suegro y la mujer de Walter a emprendernos a puñetazos a mí y mi hija».

La mujer acusó a Bou, su suegro y su primo de sujetar a su marido para que las mujeres siguieran golpeándolas.

“Nos lastimaron, hice la denuncia por violencia y voy a demandar por violencia de género también porque me insultaron llamándome prostituta. Yo soy una empresaria, no trabajo en la calle; si así trabajara no tiene por qué decirlo”, adelantó

Son varios los integrantes del plantel xeneize que han tenido este tipo de incovenientes en el último tiempo. El arquero Agustín Rossi y los mediocampistas Cardona y Barrios fueron denunciados por violencia de género, el uruguayo Nahitán Nandez por agresiones y el cordobés Emanuel Reynoso por abuso de arma de fuego.