El animal era una mascota de la familia que tenía antecedentes violentos.

 

Una nena de 6 años falleció este sábado por la noche en el hospital de San Isidro, tras haber sido mordida en la cara y cuello por un perro cruza de Dogo y Rottweiler.

La trágica secuencia ocurrió en el living de una casa familiar, cuando la madre de la menor fue a la cocina y dejó a la nena sola con el animal. Un rato después escuchó una serie de ruidos y cuando volvió la nena tenía toda la cara dañada por las mordidas.

La mamá atinó a ponerle una toalla húmeda en la cabeza y con ayuda de una vecina, la llevaron en auto al hospital municipal de San Isidro.

Llegó inconsciente al hospital y murió horas más tarde por la cantidad de sangre que había perdido.

No era la primera vez que este animal se había comportado en forma violenta. “En enero, ya le había provocado lesiones a una tía”, precisaron fuentes de la investigación citadas por Clarín.

El animal será sacrificado por decisión de la familia cuando finalice la investigación. El perro está resguardado en zoonosis de San Isidro.

 

One comment

  • carlos
    carlos
    Respuesta

    esos perros antiguamente de usaban para caza

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>