El hecho ocurrió en la localidad de San Pedro. La protagonista del incidente quedó detenida.

Enojada por los reiterados cortes de luz que sufrió en su domicilio, una mujer de 30 años tomó una decisión particular en forma de protesta: incrustó su auto en las oficinas de la cooperativa Coopser, situada entre las calles Mitre y Honorio Pueyrredón en la localidad de San Pedro.

Según relatan medios locales, la protagonista del incidente discutió con los empleados en el que les recriminó el corte del servicio en su domicilio y hasta amenazó con volver con un arma “para matarlos a todos”. Posterior a eso, como protesta, la señora, incrustó su Volkswagen Gol blanco dentro de las oficinas.

Por el incidente, algunos empleados de la empresa sufrieron cortes menores mientras que la mujer fue detenida y quedó a disposición de la UFI 11.