Actualidad

Denuncian al “descubridor” del dióxido de cloro como “solución milagrosa” contra el COVID-19

La denuncia penal la hizo el fiscal Ramiro González contra un presunto médico alemán que da conferencias promoviendo esa sustancia. También fueron denunciadas personas que vendían y distribuían ese producto en el país.

Tras la denuncia de un fiscal, la Justicia argentina abrió una investigación penal contra un presunto médico alemán que se presenta como “el descubridor de la solución milagrosa para el coronavirus” y promociona el consumo del dióxido de cloro.

También fue denunciado un grupo de personas que vendía y distribuía ese producto en el país, a través de publicaciones en redes sociales, según informó Infobae a partir de fuentes judiciales.

La investigación la inició el fiscal federal Ramiro González, a cargo de la Unidad Fiscal de Investigaciones en Materia Ambiental (UFIMA) y tras varios de meses de análisis y recolección de pruebas, González formalizó una denuncia penal contra Andreas Ludwing Kalcker y otro grupo de personas que quedó radicada en el juzgado de Ariel Lijo por una serie de delitos contra la salud pública.

La denuncia es por delitos que tienen penas de hasta 10 años de cárcel para el que “envenenare, adulterare o falsificare de un modo peligroso para la salud” sustancias alimenticias o medicinales destinadas al uso público. Pero si se comprobara que esa sustancia provocó la muerte de una persona, la pena podría alcanzar a los 25 años de prisión.

Mirá también: Alberto Fernández se aplicó la vacuna Sputnik V

Andreas Ludwig Kalcker, nacido el 16 de marzo de 1961 en Alemania, se presenta como investigador en “biofísica” –terapias alternativas- y promueve el “dióxido de cloro” como una sustancia que consumida en pequeñas dosis sería beneficiosa para la salud. A él se le adjudica ser el “descubridor del ‘MMS’”, siglas que en inglés significa ‘Miracle Mineral Solution’, que se comercializan por distintas redes sociales y por internet en el país.

Kalcker organizó conferencias en la Argentina difundiendo el consumo de estas sustancias que el ANMAT considera peligrosas para la salud.

No es la primera vez que ciudadano alemán es centro de las polémicas: en 2012 fue detenido en España por la Guardia Civil por un supuesto delito contra la salud pública. Daba charlas bajo el título “Un mundo sin cáncer. Lo que tu médico no te está contando”.

Recientemente, Youtube retiró de su plataforma un video del supuesto investigador Andreas Kalcker, quien propugna el dióxido de cloro como cura del SARS-COV-2 por infringir las políticas de la comunidad.

Pero la investigación del fiscal también se apunta a los argentinos Daniel Leonardo Binello, Daniel Bagalá, Xiomana Tatiana Solnik, Aureliana Manuela Duarte, junto al responsable de un perfil de Facebook que se llama “Semillas Orgánicas”.

Para González, todos ellos “habrían puesto a la venta y/o distribuido y almacenado, con fines de comercialización el compuesto denominado “clorito de sodio”, “Cloruro de sodio” -“CDS”-, y/o “MMS” o “suplemento mineral milagroso”, sustancias que, tal como lo señaló la Administración Nacional de Medicamento, Alimento y Tecnología –ANMAT- resultan prohibidas para la ingesta humana por resultar peligrosa para la salud, disimulando los aquí denunciados su carácter nocivo”.