Actualidad

Procesan a autoridades de la cárcel de Villa Devoto por encubrir un homicidio

Es a partir de una supuesta pelea por disputas internas y en la que un preso mató a otro de un puntazo en las escaleras que comunican a los pabellones 11 y 12 del penal.


La Cámara del Crimen confirmó el procesamiento contra las autoridades de la cárcel de Villa Devoto por encubrir el homicidio de un preso ocurrido el enero del año pasado en una pelea en las escaleras que comunican a los pabellones 11 y 12 del penal.

La Sala VII del tribunal ratificó además el procesamiento del preso acusado de haber dado muerte de un “puntazo” a otro detenido, en el maco de una supuesta pelea por disputas internas entre los detenidos.

El tribunal determinó que Ricardo Emanuel Ruiz, “en su condición de director de la unidad residencial”, y Sandro Gutiérrez, “en su calidad de jefe de la división Seguridad Interna de ese sector”, solicitaron poco después del homicidio en la cárcel el traslado del imputado “a otro centro de detención con el objeto de beneficiarlo, favorecerlo o ayudarlo a eludir o sustraerse de la investigación originada por el homicidio, dado que los mismos conocían que el imputado habría tenido intervención”.

De acuerdo con la acusación, el 13 de enero de 2020 el detenido César David Albelda Palacio dio muerte a Guillermo Alejandro Medina “entre las 13:20 y 13:25, en las escaleras que comunican los Pabellones 11 y 12 de la Unidad Residencial III del Complejo Penitenciario Federal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, del Servicio Penitenciario Federal, oportunidad en la que le asestó un ‘puntazo’ con un elemento punzante que penetró por el hombro izquierdo y perforó el tórax, el lóbulo superior del pulmón izquierdo y el pericardio”.

Dos días después, las autoridades penitenciarias solicitaron “el urgente traslado de Albelda Palacio” a otro penal en Viedma.

En su indagatoria, el acusado sostuvo que “estaba sorprendido por la imputación, ya que no conocía a Medina ni sabía quién era”.

Además de las autoridades penitenciarias, también fue procesado el celador Diego Ariel Gutiérrez, a quien se le endilga no haber registrado la salida y el reingreso de Albelda antes y luego de la muerte de Medina, tal como si se hubieran facilitado las condiciones para la pelea entre presos que terminó con un muerto.

Los guardias -dice la resolución- “estaban en conocimiento de las sospechas que apuntaban hacia Albelda Palacio y dispusieron que egresara de la unidad en procura de evitar el descubrimiento de lo acontecido y las consecuencias que podrían alcanzarlos”.

“No parece casual que el traspaso del detenido -alojado en el complejo penitenciario durante cuatro años- se dispusiera a las 48 horas de la ocurrencia del homicidio”, sostuvieron los camaristas.

Albelda cumple una condena a 14 años de prisión, que vencerá en 2027.