Actualidad

Tras la muerte de la jubilada que le amputaron la pierna en la clínica Berazategui, se agrava la situación de los médicos

La Justicia decidió cambiar la carátula de la causa e imputar a los dos profesionales por el delito de homicidio culposo.

 

A raíz de la muerte de Magdalena Leguizamón, la jubilada de 66 años que había sido amputada en la pierna equivocada por un cuadro de diabetes, complicó aún más la situación de los dos médicos del Sanatorio Berazategui señalados como responsables del error.

Ahora, la Justicia decidió cambiar la carátula de la causa e imputar a los dos profesionales por el delito de “homicidio culposo” según le confirmaron fuentes cercanas a la investigación a Infobae.

De esta manera, la calificación del caso de lesiones culposas fue eliminada y las penas y sanciones para los médicos Rafael Mariano Rico Núñez y Gonzalo Cardozo Monterino como cárcel efectiva e inhabilitación para ejercer su profesión podrían ser más severas.

Hasta el momento, los dos especialistas del Sanatorio Berazategui son los únicos imputados en la causa, aunque no se descarta la posibilidad de que se pueda ampliar la lista de imputados.

El caso de Leguizamón tomó una repercusión pública inmediata y generó una indignación social notable. En un principio, la jubilada fue trasladada a la Clínica Ceni, de Quilmes y, en las últimas horas del martes 6 de agosto, se la había derivado al Sanatorio Güemes, de la Ciudad de Buenos Aires, donde perdió la vida.

 

One thought on “Tras la muerte de la jubilada que le amputaron la pierna en la clínica Berazategui, se agrava la situación de los médicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *