Además, la Cámara Federal de Mar del Palta insiste con el proceso de juicio político hasta tanto el fiscal se haga presente.

 

La Cámara Federal de Mar del Plata confirmó la declaración en rebeldía del fiscal federal Carlos Stornelli en la investigación por presunto espionaje y extorsión del operador judicial Marcelo D´Alessio.

En su declaración, la Cámara manifestó “confirmar la declaración en rebeldía dictada respecto de Carlos Stornelli dejando a salvo la inmunidad de arresto que de momento detenta el señor fiscal”.

Además, ordenó al juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla que cumpla en forma inmediata con lo dispuesto en el artículo primero de la ley 25.320 la que señala que “en el caso de que el magistrado no concurriera a prestar declaración indagatoria el tribunal deberá dictar su desafuero”.

El fiscal Stornelli no concurrió a prestar declaración indagatoria en varias oportunidades como imputado ante Ramos Padilla.

Jorge Castañón, el piloto peruano exmarido de la actual pareja del fiscal Stornelli, confirmó detalles de la operación de espionaje ilegal de la banda D’Alessio para plantarle drogas en su valija.

 

Ante el juez Alejo Ramos Padilla, el piloto Jorge Christian Castañón exmarido de la actual pareja del fiscal Carlos Stornelli hizo una dramática declaración donde contó la tremenda operación de espionaje ilegal y que las pruebas indican que el fiscal, en alianza con el falso abogado Marcelo D’Alessio, planeó plantarle droga en una valija.

Según contó Castañón, el fiscal usó a la banda de D’Alessio para dirimir de forma ilegal una cuestión personal, tratando de meter preso al exmarido de su pareja. Cuando se dio a conocer el escándalo con la publicación de chats entre D’Alessio y Stornelli, su mujer Florencia Antonini trató de justificarse diciéndole al piloto que todo era mentira y que el fiscal habló con Mauricio Macri porque “toda la causa es inventada y el juez Alejo Ramos Padilla es un delincuente”. Según ella, el Presidente le prometió al fiscal que destituirían a Ramos Padilla. La fecha de ese mensaje coincide con el pedido de juicio político al magistrado de Dolores.

Con las declaraciones del piloto peruano, se demostró la operación de espionaje ilegal y, además quedó en evidencia que entre D’Alessio y el fiscal hablaron de cómo enviar al peruano a la cárcel. Stornelli proponía advertirle a alguien de la Aduana para que detuviera a Castañón porque traía electrónicos desde Estados Unidos.

En los chats, D’Alessio le informó a Stornelli que pudo averiguar que Castañón estaba trabajando en una empresa subsidiaria de United Airlines. Durante varios días, a partir del 11 de enero, Stornelli le mandó mensajes de WhatsApp a D’Alessio preguntándole si había averiguado algo “del peruano”. El falso abogado se demoró, pero al final escribió su respuesta: “Estuve mirando el Org Chart y veo que Castanon/Jorge de EWRFO que es de United Express. Reporta a un tal Andrew Ashbury (WHQUX). Es un primer oficial de United Express. La subsidiaria regional. O sea que es la persona que buscas y viene a Argentina no lo hace trabajando”. A partir de esos datos fue que el falso abogado y el fiscal cruzaron mensajes planeando cómo podían incriminar al peruano.

Luego de que trascendieran los chats, el piloto mantuvo entonces un intercambio con su ex esposa, vía mensajes de texto y de audio. En ese intercambio, Florencia Antonini le aseguró que “los chats entre D’Alessio y Stornelli son todas mentiras, están editados. El juez es un delincuente, está todo armado. Carlos habló con Mauricio sobre este tema y lo van a destituir el jueves”. El jueves mencionado fue el 21 de marzo. El lunes 18 de marzo, el Ejecutivo presentó el pedido de juicio político a Ramos Padilla, en el Consejo de la Magistratura.

Cuando el juez Ramos Padilla convocó a declarar a Castañón, la actual esposa de Stornelli le empezó a mandar mensajes al piloto para que no fuera a Dolores y que “arregle con Carlos”. Castañón se negó.

El fiscal federal explicó las razones por las que no se presentó a declarar ante Ramos Padilla.

 

 

Tras ser declarado rebelde en la causa del supuesto abogado Marcelo D’Alessio por espionaje ilegal, el fiscal federal Carlos Stornelli presento su descargo ante el Procurador General de la Nación, Eduardo Casal, donde explica las razones por las que no se presentó a declaración indagatoria ante el juez de Dolores Alejo Ramos Padilla en el que lo tiene como imputado.

En un el escrito, que incluyó dos anexos, Stornelli volvió a esgrimir como principal argumento ante el jefe de los fiscales que Ramos Padilla no es el juez natural de la causa, cuestión que ya rechazó la Cámara Federal de Mar del Plata al confirmar al juez de Dolores al frente de la misma.

El descargo que ingresó al área de Coordinación de la Procuración será girado a la Secretaría Disciplinaria y Técnica. El trámite interno se completaría con la intervención del Consejo Evaluador que debe emitir una opinión sobre la actuación de Stornelli.

Los titulares de la Agencia Federal de Inteligencia dieron explicaciones en el Congreso por el caso de espionaje.


Los máximos responsables de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, negaron hoy en el Congreso cualquier vínculo con el aparato “paraestatal” de espionaje que investiga el juez Alejo Ramos Padilla, pero la oposición afirmó que “es imposible que funcionara sin haber sido detectado” por el organismo oficial.

La Comisión Bicameral de Control de las Actividades de Inteligencia del Congreso recibió a Arribas y Majdalani para seguir indagando en los alcances de la causa que involucra al falso abogado Marcelo D Alessio, los ex policías Aníbal Degastaldi y Ricardo Bogoliuk, el ex espía Rolando Barreiro y al fiscal federal Carlos Stornelli.

Al término de la reunión, el diputado oficialista Daniel Lipovetzky ratificó que la AFI no está relacionada con la red de espionaje investigada, pero el senador kirchnerista Marcelo Fuentes le atribuyó un grado de responsabilidad y puso en duda el informe de Arribas y Majdalani.

Lipovetzky indicó que “la conclusión mayor” del encuentro “es que no hubo intervención de los organismos públicos” en el caso que detonó el escándalo de espionaje y que “lo que hubo fueron personajes que cometieron delitos con una red paraestatal”.

Según el diputado, Arribas y Majdalani informaron que Barreiro “fue funcionario de la AFI, sobre todo durante la gestión anterior, hasta mayo de 2016”, con lo cual se desligaron del espionaje ilegal del que habrían sido objeto, según la investigación, periodistas, políticos, y jueces de la Corte Suprema.

Lipovetzky señaló que los responsables de la AFI no le acercaron a la comisión el listado de espías activos y separados del organismo oficial, como había solicitado, aunque los legisladores sí les preguntaron “sobre las personas que son agentes”.

Por otro lado, ratificó que los ex policías Bogoliuk y Degastaldi eran parte de ese aparato “paraestatal”, al tiempo que calificó a D Alessio como “un delincuente”.

En tanto, Fuentes sostuvo que “es imposible que una agencia de inteligencia paralela de esta magnitud funcionara sin haber sido detectada” por el aparato oficial de la AFI y que, por ello “hay que desentrañar si tenía o no vinculación con la Inteligencia oficial”.

El senador consideró que “las respuestas (de Arribas y Majdalani) no fueron satisfactorias” porque “mostraron una ignorancia absoluta” sobre la actividad de esta red y agregó: “Lo grave no es la extorsión (que era, según la causa, el objetivo del aparato de espionaje) sino que se dedique a perseguir políticamente”.

Además, el presidente del bloque de senadores del Frente para la Victoria consideró que “el fiscal Stornelli tiene participación” en la red que integraban D Alessio y Barreiro.

De esta manera, dio a entender que podría existir un vínculo entre ese aparato “paraestatal” y alguna de las causas judiciales que acechan al kirchnerismo.

“Hay muchas personas encolumnadas en el procesamiento del fiscal”, señaló.

 

Luego de que el fiscal Carlos Stornelli fuese declarado en rebeldía por no presentarse en más de una oportunidad ante el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla, su colega José María Cmpagnoli opinó sobre el tema.

En un programa televisivo, el fiscal reflexionó que el deber su colega “es defender su trabajo de investigación”. “Acá hay muchas personas encolumnadas en el procesamiento y afecta la labor de un fiscal. La causa de los cuadernos tiene una importancia institucional, es gravísima”, señaló en diálogo con La Lupa.

Stornelli fue denunciado por una presunta extorsión a un empresario en la causa de “los cuadernos de la corrupción”. El abogado intermediario Marcelo D’Alessio le pidió dinero a un productor agropecuario Pedro Etchebest en nombre del fiscal, a cambio de una mejor suerte judicial. Stornelli negó la extorsión y señaló que se trata de una operación para “embarrar la cancha”.

Según sospechan, estaría a manos de, entre otros, Roberto Baratta, detenido por el caso de los cuadernos.

 

El fiscal federal Jorge Di Lello pidió a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y a la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado (DAJuDeCO), la oficina encargada de intervenir los teléfonos, información sobre las supuestas escuchas telefónicas sobre exfuncionarios kirchneristas presos ante sospecha que montaron una conspiración para perjudicar la causa de los cuadernos del chofer Oscar Ceteno.

Según la información, las conversaciones estarían a manos de exfuncionarios kirchneristas detenidos, entre ellos el exmano derecha de Julio De Vido, Roberto Baratta, detenido por el caso de los cuadernos.

Así, el fiscal Di Lello le pidió a la DAJuDeCO que le informe qué teléfonos se intervinieron del Complejo Penitenciario 1 de Ezeiza desde el mes de diciembre a la fecha, y de qué módulos y pabellones respectivamente.

 

El fiscal había declarado la incompetencia del juez federal de Dolores.

 

El juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla rechazó declinar su competencia, tal cual lo había solicitado el fiscal federal Carlos Storneli, para investigar la causa por presunto espionaje y extorsión, por lo que seguirá al frente de la causa.

En una resolución de más de 40 hojas, además, el juez Ramos Padilla también rechazó el pedido que había hecho su par de Comodoro Py Julián Ercolini para inhibirse en el caso y enviar la causa a la Capital Federal, donde tramita una investigación similar.

Stornelli había planteado la incompetencia territorial, porque para él los hechos sucedieron en la Capital Federal, y bajo esa justificación es que nunca se presentó ante los cuatro llamados a indagatoria que le fijó el juez Ramos Padilla.

El fiscal no se presentó a los dos llamados a indagatoria realizados por el magistrado, quien a su vez lo declaró “en rebeldía” ante el tribunal.

 

“Estos casos aumentan la falta de credibilidad de la Justicia”, aseguró el diputado del FPV Agustín Rossi.

 

Luego de que el fiscal Carlos Stornelli fuese declarado en rebeldía por el juez Alejo Ramos Padilla al no presentarse tras ser citado en la causa por supuesta extorsión por la que está detenido el falso abogado Marcelo D’Alessio, las autoridades de los bloques del FPV-PJ de las Cámaras de Senadores y de Diputados solicitaron la suspensión del fiscal.

“Habiendo declarado Ramos Padilla en rebeldía al doctor Stornelli, lo cual se constituye en un caso casi inédito, creemos que lo que tiene que hacer el procurador a cargo, Casal, es suspender preventivamente al doctor Stornelli hasta que se ajuste a derecho”, aseguró el diputado Agustín Rossi.

Además, los jefes de la bancada Agustín Rossi en Diputados y Marcelo Fuentes en Senado reclamaron que se constituya la Comisión Bicameral Permanente de Seguimiento y Control del Ministerio Público Fiscal de la Nación.

“Nosotros no queremos hacer caer ninguna causa: queremos que se cumpla con la ley. Si cualquier argentino concurre a declaración indagatoria cuando es citado, desde la expresidenta a cualquier ciudadano, no se puede entender cómo alguien que está involucrado en el servicio de Justicia, como es un fiscal, durante cuatro oportunidades haya eludido esa declaración indagatoria. Nos parece una situación inaudita, más en el marco que vive el país y el Poder Judicial. Estos casos aumentan la falta de credibilidad de la Justicia”, agregó.