El juez de la causa les dict√≥ la prisi√≥n preventiva acusados de matar ‚Äúpor placer‚ÄĚ


Juan Jos√© Navarro C√°diz y Juan Jos√© Fern√°ndez, al√≠as «El Cebolla» y «El Gitano», fueron procesados con prisi√≥n preventiva por doble homicidio agravado. Ambos estuvieron en el auto desde donde salieron los disparos que terminaron con la vida del diputado H√©ctor Olivares y del funcionario Miguel Yad√≥n el pasado 9 de mayo en Plaza Congreso.

El titular del juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nro. 16 de la Capital Federal, Mariano Iturralde, los consider√≥ ‚Äúcoautores criminalmente responsables del delito de doble homicidio agravado por haber sido cometido con alevos√≠a y por placer, como as√≠ tambi√©n por el uso de arma de fuego con el delito de portaci√≥n de arma de guerra sin la debida autorizaci√≥n legal‚ÄĚ.

Adem√°s, inform√≥ que los otros cinco detenidos ser√°n liberados. A Estefan√≠a Fern√°ndez Cano -hija del ‚ÄúGitano‚ÄĚ-, Miguel Navarro Fern√°ndez -padre del ¬ęCebolla¬Ľ-, Luis Cano, Rafael de la Sant√≠sima Trinidad Cano Carmona y Castro Iglezias Montoya les dictaron la falta de m√©rito, ya que se descart√≥ su posible participaci√≥n en el hecho.

El juez Iturralde fundament√≥ la resoluci√≥n ¬ęen base a una amplia investigaci√≥n desarrollada con intervenci√≥n de la Fiscal√≠a Nacional en lo Criminal y Correccional N¬į 40, a cargo de la Estela Andrades, en la que actu√≥ la Divisi√≥n Investigaci√≥n de Homicidios de la Polic√≠a Federal Argentina en coordinaci√≥n con distintas √°reas de la Polic√≠a de la Ciudad de Buenos Aires¬Ľ.

Los investigadores acreditaron que ¬ęlos imputados fueron quienes se encontraban dentro del veh√≠culo VW ‚ÄėVento‚Äô -propiedad de Juan Jes√ļs Fern√°ndez‚Äď desde el cual partieron los disparos que alcanzaron a las v√≠ctimas, mientras realizaban una caminata por la plaza del congreso el pasado 9 de mayo del a√Īo en curso, as√≠ como tambi√©n que el arma homicida se corresponde con la pistola calibre .40 secuestrada en el domicilio atribuido a Juan Jos√© Navarro C√°diz¬Ľ, se explica en el comunicado.

Y agrega sobre el m√≥vil del crimen: ‚ÄúDe la prueba relevada no ha surgido hasta el momento contacto o conflicto previo entre las partes que pudiera haber dado lugar al referido ataque, sin perjuicio de continuarse con la investigaci√≥n‚ÄĚ.

 

Adem√°s, el principal sospechoso asegur√≥ que estaba ‚Äúmuy drogado y borracho‚ÄĚ y que escuch√≥ ‚Äúdetonaciones‚ÄĚ.

 

Finalmente, Juan Jos√© ‚ÄúCebolla‚ÄĚ Navarro declar√≥ ante la Justicia su versi√≥n de los hechos del d√≠a de los disparos contra el diputado H√©ctor Olivares y el funcionario Miguel Yad√≥n en los alrededores del Congreso.

El joven de 25 a√Īos reconoci√≥ que ese d√≠a se encontraba en el Volkswagen Vento de Juan Jes√ļs ‚ÄúGitano‚ÄĚ Fern√°ndez y¬†los dos estaban ‚Äúmanipulando‚ÄĚ la pistola¬†calibre .40 con mira l√°ser utilizada en el ataque.

El abogado del acusado Ram√≥n Arig√≥s explic√≥ que su defendido ‚Äúrecuerda haber escuchado detonaciones‚ÄĚ pero que no recuerda haber disparado. ‚ÄúEstaba muy borracho y drogado. Dice que lleg√≥ a su casa y se qued√≥ dormido y al rato lo vino a buscar a su madre, lo subieron a un auto y se despert√≥ en Montevideo‚ÄĚ, agreg√≥ Arig√≥s.

‚ÄúLo que recuerda de esa madrugada es haber estado solo, que compr√≥ petacas de whisky y vodka a 10 metros de su casa, consumi√≥ coca√≠na y m√°s tarde se encuentra con Fern√°ndez que estaba en su auto esperando a una persona que hab√≠a bajado a buscar algo‚ÄĚ, dijo el letrado.

En sus declaraciones ‚ÄúCebolla‚ÄĚ tambi√©n sostuvo que la pistola no es suya y que ‚Äúnunca‚ÄĚ dispar√≥ ‚Äúun solo tiro‚ÄĚ en su vida, aunque s√≠ tiene un revolver calibre .22 viejo que le regal√≥ un amigo pero que no funciona.

En los allanamientos realizados el día después del doble crimen, la Policía Federal encontró la pistola calibre .40 homicida en el departamento de Navarro Cádiz y, en la casa de su madre, secuestraron un revólver calibre .32, otro .380, municiones y un rifle de aire comprimido.

Por su parte, en sus declaraciones, Juan Jes√ļs Fern√°ndez dijo que varias veces vio a los Navarro con armas y que ‚Äúsol√≠an usarlas disparando en la ruta‚ÄĚ, seg√ļn dijeron fuentes del caso a¬†Clar√≠n. El hombre tambi√©n neg√≥ que el mayor de los Navarro haya estado en el auto y confirm√≥ que lo fue a buscar despu√©s del hecho.

Los investigadores est√°n revisando las c√°maras de seguridad, en busca de confirmar si fueron dos o tres personas las que protagonizaron el ataque en Congreso. Despu√©s de trabajar en varias hip√≥tesis, la de¬†un ataque ‚Äúal azar‚Ä̬†protagonizado por borrachos empieza a cobrar fuerza.

Tambi√©n ser√° indagado Miguel Navarro Fern√°ndez, el padre del joven se√Īalado como el responsable de efectuar los disparos contra el diputado y funcionario riojano.

 

Juan Jos√© ‚ÄúEl Cebolla‚ÄĚ Navarro C√°diz, acusados como el autor de los disparos que acabaron con la vida del diputado H√©ctor Olivares y el funcionario Miguel Yad√≥n, declarar√° por primera vez ante la justicia luego de ser extraditado de Uruguay.

Adem√°s, ante el juez Mariano Iturralde y la fiscal Estela Andrade tambi√©n declarar√°n el padre de ‚ÄúCebolla‚ÄĚ, Miguel Navarro Fern√°ndez, y Juan Jes√ļs Fern√°ndez, due√Īo del autom√≥vil Volkswagen Vento desde donde se cometi√≥ el ataque.

El joven de 24 a√Īos, que declarar√° por primera vez ante la Justicia, es el m√°s comprometido. Al ser indagados, Juan Jes√ļs Fern√°ndez¬†y su hija, Estefan√≠a Fern√°ndez Cano coincidieron en asegurar que los disparos fueron efectuados sin motivo alguno. Adem√°s, negaron que se haya tratado de un crimen pasional¬†o que est√© vinculado a una relaci√≥n personal porque no conoc√≠a ni ten√≠a vinculo ni con Olivares ni con Yad√≥n.

En las pruebas, sin embargo,¬†Iturralde y Andrades no encuentran a√ļn material suficiente para establecer un m√≥vil para el crimen. ‚ÄúUna posibilidad es que hayan ido a la plaza a probar esa arma sofisticada con mira l√°ser y, aunque parezca una locura,¬†eligieran al azar como blancos m√≥viles al diputado y su asesor para matar porque s√≠, por pura diversi√≥n‚ÄĚ, se√Īal√≥ una fuente a T√©lam.

De confirmarse esto, a los cargos de ‚Äúalevos√≠a‚ÄĚ y el ‚Äúconcurso premeditado de dos o m√°s personas‚ÄĚ,¬†a Navarro C√°diz se le cargar√≠a otro agravante: el de ‚Äúhomicidio agravado por placer‚ÄĚ.

En un allanamiento al departamento de ‚ÄúCebolla‚ÄĚ en la calle Montevideo 76 del centro porte√Īo, la Divisi√≥n Homicidios de la Polic√≠a Federal¬†hall√≥ el arma calibre .40 que se us√≥ en el ataque que termin√≥ con la vida de los dirigentes pol√≠ticos. La pistola estaba escondida dentro de una bolsa en la cocina. Adem√°s, en uno de los domicilios que frecuentaba se encontraron trazos de¬†siluetas humanas repletas de impactos, como si hubieran sido usadas para practicar tiro al blanco.

 

Los detenidos de 17, 18 y 20 a√Īos acostumbraba a¬†tirar en el techo¬†de su casa y la de sus vecinos la documentaci√≥n de sus v√≠ctimas.

 

 

En las √ļltimas horas, tres sospechosos de 17, 18 y 20 a√Īos,¬†fueron detenidos en las √ļltimas horas acusados de haber participado en el asalto que termin√≥ en la muerte de Horacio C√°rdenas, un reparto de sodas en la localidad de¬†El Jag√ľel.

La banda era conocida como ‚ÄúLos gomorras de Esteban Echeverr√≠a‚ÄĚ que, como particularidad, acostumbraba a¬†tirar en el techo¬†de su casa y la de sus vecinos la documentaci√≥n de sus v√≠ctimas.

Los sospechosos fueron detenidos en una serie de operativos simultáneos en la zona sur del Conurbano, en los que además secuestraron el arma que se habría usado en el homicidio, así como también las camperas y los cascos que llevaban el día del crimen.

El detenido de 18 a√Īos, es el sospechoso de haber ejecutado al sodero. En tanto, otro de los ladrones fue reconocido por los testigos porque ten√≠a una cierta¬†dificultad en el habla,¬†debido a que le faltaban varias piezas dentarias.

Varias c√°maras de seguridad registraron el paso de los sospechosos y fueron una de las claves que marcaron su ca√≠da. ‚ÄúGracias a¬†esas im√°genes, a testigos¬†y a un trabajo de campo pudimos identificarlos y detenerlos‚ÄĚ, coment√≥ uno de los efectivos que particip√≥ del operativo.

 

Los investigadores intentan determinar el v√≠nculo entre los agresores y la v√≠ctima fatal. ‚ÄúEl m√≥vil pol√≠tico es el menos probable‚ÄĚ, afirmaron desde el Gobierno.

 

Durante las primeras horas que sucedió el ataque a tiros contra el diputado nacional de la UCR por La Rioja Héctor Olivares quien fue herido de gravedad y un asesor Miguel Yadón con el que caminaba y resultó muerto a balazos por dos hombres que los esperaban a metros del Congreso dentro de un auto, se manejaron algunas hipótesis.

Desde un principio, la ministra de Seguridad de la Naci√≥n sostuvo que el principal ‚Äúobjetivo concreto‚ÄĚ era Yad√≥n y consider√≥ que lo sucedido ‚Äúes una constataci√≥n de las mafias‚ÄĚ que trabajan en el pa√≠s, aunque aclar√≥ que el m√≥vil del ataque ‚Äúa√ļn no est√° claro‚ÄĚ.

Si bien no est√° cien por ciento confirmado, el director de Inteligencia del Ministerio de Seguridad, Gerardo Milman, asegur√≥ a T√©lam que¬†‚Äúel m√≥vil pol√≠tico es el menos probable‚ÄĚ.

Ya con algunas detenciones consumadas, dos altas fuentes con acceso a la investigación confirmaron a Infobae la principal teoría que manejan los investigadores hasta el momento.

Yadón habría tenido un vínculo con la pareja de Rafael Cano Carmona, una joven mujer de la comunidad gitana, lo que motivó el ataque, un crimen altamente torpe y descuidado en los parámetros de cualquier delito.

Hasta el momento, el due√Īo del Vento, fue capturado esta ma√Īana en la provincia de Entre R√≠os y a√ļn buscan a su hijo.¬†Si bien, de a poco empiezan a encajar las √ļltimas piezas sueltas del rompecabezas falta resolver la identidad del autor material, el tirador, el hombre de pelo negro y buzo azul, est√° en duda.

La nena de 12 a√Īos fue violada y asesinada por su padrastro en San Luis. Carina Di Marco, madre de la peque√Īa, ser√° juzgada como ‚Äúpart√≠cipe necesaria‚ÄĚ por omisi√≥n de los abusos que sufri√≥ su hija.

 

A dos a√Īos de la muerte de Florencia Di Marco, la nena de 12 a√Īos violada y asesinada por su padrastro Lucas Mat√≠as G√≥mez en San Luis, la madre Carina Di Marco ser√° juzgada por el crimen de su hija.

La mujer ser√° la √ļnica acusada como ‚Äúpart√≠cipe necesaria‚ÄĚ por omisi√≥n de los abusos que sufri√≥ su hija por parte de su pareja. Desde la fiscal√≠a har√°n un pedido para que la condenen a 17 a√Īos y medio de c√°rcel, como part√≠cipe necesaria de los abusos perpetrados por su pareja.

El hombre de 32 a√Īos, se suicid√≥ en la c√°rcel tras ser detenido por el crimen de su hijastra.

La menor fue estrangulada con extrema violencia y su muerte se dio en sólo unos minutos. La necropsia reveló que fue maniatada y violada anal y vaginalmente y que encontraron lesiones que comprueban que era abusada desde hace tiempo.

Seg√ļn la reconstrucci√≥n hecha por los investigadores, ella no tuvo participaci√≥n en los dos √ļltimos delitos que G√≥mez cometi√≥, ya que estos ocurrieron mientras ella estaba en la Maternidad Provincial ‚ÄúDoctora Teresita Baigorria‚ÄĚ, por dar a luz a su cuarta hija, la tercera en com√ļn con G√≥mez.