En otro escrito, el chofer contó cómo le informaban en código a Néstor Kirchner la recaudación de las coimas.

 

 

En una declaración espontánea que fue presentada en un manuscrito de diez páginas, el exchofer de Roberto Baratta Oscar Centeno cuenta que su jefe mantenía informado a Néstor Kirchner sobre el avance de los negocios ilegales con mensajes claves.

En el marco de la causa de los cuadernos, Centeno cuenta en esa presentación que fue entregado al juez Claudio Bonadio que Baratta contabilizaba “de parte de Pescarmona, 173 litros EE.UU.; de transporte, 650 litros EE.UU y de Atucha, 165 litros Europa”.

En su declaración no hay interpretaciones ni detalles sobre ese código, pero no sería extravagante suponer que los litros podrían ser miles, que EE.UU sería el sinónimo de dólares, y Europa de euros. Esa posible lectura sólo se asocia al contenido de los bolsos que el Toyota de Centeno iba recogiendo y entregando por toda la ciudad día tras día.

“Me siento orgulloso de haber enfrentado el riesgo de seguir escribiendo hasta el final de la gestión kirchnerista, y que los cuadernos hayan sido de utilidad para el esclarecimiento de los hechos que se investigan en la presente causa de corrupción más grande de los últimos tiempos”, relata el chofer en el comienzo de su escrito, publicado por el diario La Nación.

El chofer también repasó cómo fue contratado por el ministerio de Planificación a través de una agencia, repitió que el trato recibido por su jefe era “distante y soberbio de su parte, se enojaba por simples cosas”, y que en alguna ocasión Baratta hasta habría manifestado su ira con golpes a su auto.

Más allá de la utilidad que estos nuevos detalles puedan o no tener para la investigación, ratifican la intención de Centeno de colaborar con el caso, y la libertad con que mantiene su decisión de hacerlo.

“Desde el lugar donde me encuentro privado de cierta libertad -como imputado colaborador es custodiado por personal asignado por el ministerio de Justicia- y por consecuencia de esta gente que organizaron un grupo para desvalijar las arcas del país, aprovechando y usando el cargo que ejercían como funcionarios de la Nación, para delinquir lo más que pudieron, ahora por todo lo que leí y veo a veces en las noticias, me doy cuenta de la magnitud de los hechos. Siempre a derecho”, concluye el chofer.

 

El ex chofer, que vive en un domicilio protegido al ser colaborador en la causa, se reunió en Comodoro Py con su abogado defensor.

 

Este lunes por la mañana, el exchofer del exfuncionario Roberto Barata Oscar Centeno fue trasladado a los Tribunales de Comodoro Py donde presentó un manuscrito con nueva información sobre la causa de los cuadernos de las coimas.

Según informaron fuentes judiciales, el remisero aportó una nota manuscrita que quiere entregarles al juez del caso, Claudio Bonadio, y al fiscal Carlos Stornelli donde “sigue anotando, envió nuevas anotaciones a su defensor y le dijo que tenía intención de hacer saber esa información al juzgado”.

Ante esta situación, la defensa evaluará la información aportada y resolverá si pide una ampliación de la declaración indagatoria para que aporte el escrito al juez y responda preguntas.

Por la causa, Centeno está en libertad pero es imputado colaborador en el caso, por lo cual permanece alojado en un domicilio reservado. Ante este trámite judicial, fue trasladado al encuentro con su defensor por sus custodios.

El fiscal Stornelli trabaja en un dictamen para pedir la elevación a juicio oral de la parte del caso en la que están procesados Centeno y también la ex presidenta Cristina Kirchner y el ex ministro de Planificación Julio De Vido, además de otros ex funcionarios y empresarios.