El principal sospechoso, el novio de la víctima de violencia, está prófugo.

 

Para defender a su hermana, quien era víctima de violencia de género por parte de su novio, increpó al joven y como respuesta recibió una amenaza. “Voy a comprar un arma y te voy a matar”, le dijo el golpeador y a los pocos días cumplió su palabra.

El acusado, con la complicidad de su hermano, esperó a Esequiel cerca del cruce de la avenida Las Heras y Cevallos, en Quilmes, y cuando la víctima pasó con su moto le disparó dos veces por la espalda. El impacto de los balazos hizo que perdiera el control del vehículo y chocara contra la pared de una casa.

El chico de 21 años agonizó durante nueve días en el Hospital Iriarte, pero no sobrevivió el ataque. “Los vecinos nos avisaron y fuimos a socorrerlo de inmediato, lo vimos ensangrentado tendido en el piso”, contó su hermana María a Crónica.

Uno de los acusados fue detenido poco después del crimen, sin embargo, el principal sospechoso, a quien Esequiel le había reclamado por los golpes que tenía su hermana, sigue prófugo. “Anda por el barrio caminando tranquilamente, como si nada hubiera pasado. Pasa por la puerta de nuestra casa con total impunidad”, aseguró la chica.

Por su parte, la fiscal Ximena Santoro, que estaba a cargo de la causa, decidió apartarse de la investigación. En las próximas horas, se espera que nombren una nueva Unidad Funcional de Instrucción.

No hubo golpes, pero sí tensión. Nos amenazaron a los dos con armas”, contó el exjefe comunal.

 

El exintendente de Quilmes y secretario general de la UOM Francisco “Barba” Gutiérrez fue asaltado en la puerta de su casa en ese partido del sur del Conurbano bonaerense, al tiempo que su esposa observaba el hecho por las cámaras de seguridad.

“Duró 30 segundos. Fue todo muy rápido. No hubo golpes, pero sí tensión. Nos amenazaron a los dos con armas”, contó el exjefe comunal en declaraciones televisivas.

El dirigente del PJ bonaerense llegó a la puerta de su casa el lunes alrededor de las 22:30 y fue interceptado por cuatro delincuentes a bordo de un auto mientras se disponía a entrar a su casa junto a su hijo, con quien había ido a ver el partido que Boca por los cuartos de final de la Copa Libertadores.

Los delincuentes se llevaron la mochila de la escuela de su hijo, a él le llevaron el teléfono celular y “algo de plata”, contó el exsindicalista que también agregó: “Durante el robo mi esposa estaba mirando por la cámara de seguridad”, ubicada en la puerta del domicilio.

Damián Esteban Bubbalo estacionó en un lugar prohibido. El auto de los jóvenes se incrustó de frente: murieron 3 mujeres.

 

La titular de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio (UFIJ) 9 de Quilmes, Claudia Vara, ordenó tres pericias para reconstruir lo que sucedió la madrugada del jueves en que murieron tres jóvenes y otro está gravemente herido luego de que un auto se incrustara de frente a un camión mal estacionado.

Por su parte, agentes de la Policía Bonaerense aprehendieron al chofer del camión, Damián Esteban Bubbalo. La acusadora tendrá 24 horas para decidir si le solicita al juzgado de Garantías su prisión preventiva.

La fiscal Vara le imputó el delito de “homicidio culposo” por las muertes de la novia del conductor del Peugeot 206 y las dos primas de ella. Por esa acusación el camionero podría recibir una pena de entre 2 y 5 años de prisión.

Las cámaras de seguridad registraron el momento en el que el auto blanco impactó contra el camión. El chofer había estacionado a la misma altura donde había un cartel que indicaba que en esa calle no se podía estacionar.

En los próximos días, el fiscal Vara tendrá los resultados de tres pericias para poder determinar qué sucedió: la vehicular, sobre el Peugeot 206; la accidentológica, sobre las circunstancias del choque; y la toxicológica, sobre las condiciones del conductor del auto.

Es que antes de subirse al Peugeot 206, los chicos estuvieron en Buro Quilmes, un boliche de zona sur, donde tomaron tragos. Minutos después, el conductor presionó el freno y pegó un volantazo, pero sus tres acompañantes murieron en el acto.

 

Ocurrió esta mañana cerca de las 5.30 en Centenario y Smith. El conductor se encuentra en estado reservado.

 

Tres adolescentes murieron y un hombre está gravemente herido tras un brutal choque en Quilmes, donde el auto chocó por detrás a un camión que se encontraba estacionado sobre la calle Centenario.

Fuentes de la Jefatura Departamental de Quilmes informaron que el choque mortal ocurrió a las 5.30 de este jueves cuando el conductor de un auto Peugeot 207 blanco chapa JQJ-873 que avanzaba por Centenario de norte a sur por el carril de la izquierda, se cerró hacia la derecha e impactó contra un camión Mercedes Benz Atego 1725 patente OQV-395 que se encontraba estacionado.

En el video se ve claramente cómo el conductor, identificado como Yamil Bejarano (23), primero conduce directamente hacia el camión y después pega un volantazo para tratar de esquivarlo. Pero es demasiado tarde y el auto terminó incrustado contra el camión. Sus acompañantes, tres jóvenes murieron instantáneamente. Bejarano fue trasladado al Hospital de Quilmes y se encuentra grave. “El paciente tiene riesgo de muerte”, aseguró el director del Hospital Iriarte Juan Manuel Fragomeno.

El camión estaba parado en la mano del oeste frente a una empresa avícola, aparentemente a la espera de descargar mercadería.

Las víctimas fueron identificadas como Camila Ayelen Claros, que el martes 30 de julio iba a cumplir 22 años, y las hermanas Estefanía (18) y Camila Capcha (16).

El conductor del camión, Damián Bubbalo, quedó imputado y a disposición de la Justicia. Interviene la UFI número 9, a cargo de Claudia Vara.

Las víctimas fatales son un adolescente de 18 años y una señora de 43. Miguel Maiztegui, secretario de salud de Quilmes, reconoció que hay 10 posibles casos.

 

Alerta en Quilmes por dos víctimas fatales por tuberculosis. Un adolescente de 18 años falleció producto de una infección, mientras que el otro caso se trata de una mujer de 43 quien murió en las últimas horas.

El joven identificado como Facundo Carata Soto quien murió el pasado 15 de abril en el Hospital Muñiz, donde estaba internado desde el 26 de marzo, era alumno de la Secundaria Santa Teresita del Niño Jesús de Ezpeleta.

Desde la Secretaria de Salud de Quilmes aseguran que tomaron las medidas pertinentes al caso en función de las normativas vigentes avaladas por la Organización Panamericana de la Salud y el Programa Nacional de Control de la Tuberculosis.

Al mismo tiempo, indicaron que se convocó a una charla educativa a padres, docentes y alumnos y se programaron controles preventivos para los alumnos del mismo curso del chico fallecido.

La segunda víctima fatal se trata de la madre de un alumno de una escuela de Villa la Florida, confirmó Débora Procaccini, secretaria general de SUTEBA Quilmes. Además, manifestó en una conferencia de prensa que “estamos muy preocupados. Hay varios chicos que están siendo seguidos por el gabinete porque presentan síntomas de la enfermedad. Son 10 casos, que no están referidos directamente a la mujer fallecida, pero sí al colegio”.

Por su parte, Miguel Maiztegui secretario de salud de Quilmes, ratificó los 10 posibles casos de tuberculosis. El funcionario aseguró que en el barrio Itatí hay más casos de personas que están siendo tratadas por tuberculosis. Sin embargo, aseguró que no hay un rebrote de la enfermedad en el distrito.

El estado de salud de la mujer es delicado por la gran cantidad de quemaduras en cara y tórax.

 

Una mujer permanecía hoy internada en grave estado como consecuencia de las graves quemaduras que sufrió en gran parte de su cuerpo producto de un intento de femicidio por el que fue detenido su marido, ocurrido en la localidad bonaerense de Quilmes.

Fuentes policiales informaron que el estado de salud de la víctima era delicado producto de las quemaduras que recibió en el rostro y en el tórax.

El violento episodio ocurrió el martes a la noche, alrededor de las 22.30, en una vivienda ubicada en la calle Sarratea al 2700, de esa localidad del sudeste del conurbano bonaerense.

Un llamado a la línea de emergencias 911 advirtió sobre el incidente, por lo que en pocos minutos arribaron al lugar efectivos de la comisaría 9na de Quilmes.

De inmediato, los policías se reunieron con el autor de la llamada, quien les comentó que había arribado a esa casa, donde vive su hermano, Nelson Orlando Durán, de 43 años, y que al entrar lo encontró asistiendo a su esposa, identificada como Graciela Coria, de 47, ya que tenía quemaduras en el rostro y en el tórax.

Rápidamente, la víctima fue trasladada al Dispensario de Quilmes, donde permanecía internada en grave estado y con pronóstico reservado.

La fiscal que investiga el caso, Mariana Curra Zamaniego, a través de las pruebas recogidas, estableció que la mujer aparentemente fue rociada con alcohol y prendida fuego de forma intencional, por lo que ordenó la detención de su marido al considerarlo como el principal sospechoso.

El sujeto fue acusado por el delito de “tentativa de homicidio”, será indagado por la funcionaria judicial en las próximas horas.

La víctima tenía 57 años y había recibido cinco disparos tras una discusión. El agresor tiene 72 y está detenido, se investiga su estado de salud mental.

Alrededor de las 7 de la mañana murió Roberto Cavana, el hombre de 57 años que fue baleado el domingo por un jubilado con el que había discutido en la fila de un supermercado de la localidad bonaerense de Quilmes. Cavana ingresó a la guardia del Hospital Iriarte todavía consiente después de haber sido herido.

Según fuentes policiales, cuatro de los cinco disparos que recibió habían impactado en su abdomen y esta madrugada sufrió un shock hipovolémico por la gravedad de sus heridas.

El autor de los disparos fue detenido por efectivos policiales, se trata de José María Scrocchi, un hombre de 72 años que vive en la esquina del lugar del crimen y que, según su abogado, «no se encuentra ubicado en tiempo y espacio». «No habla. Mira al cielo, mira al piso», señaló en TN el letrado, Gustavo Trimarchi y remarcó que su defendido desde hace 30 años no permitía a nadie entrar a su casa. «Vivía solo con su perro pitbull», sostuvo.

Cavana y Scrocchi habían discutido por el lugar en la fila para pagar dentro del local. Antes de retirarse, el jubilado lo amenazó y dijo que lo iba a «esperar afuera». Efectivamente lo hizo y cuando el otro salió, le pegó cinco tiros. Walter, hijo del hombre baleado, había dicho que lo que le pasó a su padre «fue una locura» y que el agresor estaba preparado para matar». En su casa, Scrocchi tenía un mortero, una granada y municiones de diferentes armas.

El fatídico hecho ocurrió en la localidad de Quilmes. Los menores de 4 y 5 años eran primos y habían desaparecido horas antes del hallazgo.

Dos primos que eran buscados intensamente fueron hallados hoy muertos adentro de una heladera abandonada en el partido bonaerense de Quilmes.

Según fuentes policiales, el hallazgo se produjo alrededor de las 16:00 en el terreno de la vivienda donde vivía uno de los dos pequeños, ubicada en la intersección de las calles Rossini y Sierra de la localidad de Villa Luján.

Personal de la Jefatura Departamental Quilmes de la Policía Bonaerense buscaba a los dos nenes, Tiziano de 5 años y Kevin de 4, quienes habían desaparecido horas antes y de acuerdo a la mamá del primero de ellos se habían ido a andar en bicicleta y no se los volvió a ver.

Los efectivos iniciaron la búsqueda hasta que en un momento determinado buscaron en un terreno trasero de la vivienda donde Tiziano vivía con su mamá, de 23 años, y al ver la heladera Siam en desuso procedieron a abrirla. En ese momento se produjo el macabro hallazgo y ambos primos fueron hallados sin vida dentro de la misma.

De inmediato se dio aviso al titular de la UFIyJ número 12 de Quilmes, Ariel Rivas, quien dispuso que se presente en el lugar personal de la Policía Científica, al tiempo que se le dio contención a la familia de los dos chicos.

En las próximas horas se llevarán a cabo las respectivas autopsias para determinar el causal de ambas muertes y el peritaje a la heladera.

Sin embargo, según informaciones preliminares, “los dos cuerpos estaban juntos en el interior de la heladera, con signos de asfixia, pero al parecer no habría signos de violencia”.

Los padres de los niños le pidieron a la Justicia que “se investigue la muerte de los chicos como un doble homicidio”. Además, solicitaron a la sociedad ayuda económica “para velar a nuestros chicos porque no tenemos plata porque tenemos ayuda social y somos cartoneros”.

Con información de Agencia NA