Una camioneta del Servicio Penitenciario fue emboscada por dos vehículos particulares. Se escaparon 12 detenidos, de los cuales tres fueron recapturados.

 

Un colectivo del Servicio Penitenciario de la provincia de Santa Fe fue emboscado este miércoles por dos vehículos en la autopista Rosario-Santa Fe que trasladaba 12 presos hacia la cárcel de Coronda.

Según trascendió en la prensa local, el vehículo del Servicio Penitenciario fue abordado por dos autos a la altura de Granadero Baigorria, y aún no se confirmó de manera oficial si hubo un enfrentamiento armado, o si sólo se produjo un choque. Sin embargo, nueve de ellos se fugaron, mientras que otros tres fueron capturados.

El Ministerio del Seguridad provincial informó que los fugados se llevaron cinco armas oficiales y ninguno de los evadidos tendría vinculación con bandas criminales de alto riesgo.

Los capturados:

Alberto Augusto Quiroz: a los 42 años, cumplía una condena de 13 años y 8 meses por el delito de homicidio en ocasión de roboagravado por el uso de arma de fuego Es reincidente.

– Nahuel Arce: de 28 años, es su primera estadía en la cárcel. Cumple desde 2014 una condena a 8 años de prisión por el delito de homicidio.

Diego Alberto Sosa: de 25 años, también le dicen Alfonso Diego. Tiene una condena de seis años y seis meses de cárcel por el delito de homicidio que cumple desde 2013.

Los prófugos:

Alejandro Andrés Candia (33 años): es reincidente. Estaba preso desde 2010. Alojado en Coronda, cumplía una condena por robo de 10 años y cuatro meses de prisión. En noviembre podía pedir la libertad asistida.

Mariano Ezequiel Cardozo (29): cumplía una condena desde 2008. Fue condenado a 14 años de cárcel por el delito de robo seguido de muerte agravado por el uso arma.

– Carlos Andrés D’ Angelo (33): cumplía una pena porhomicidio crimins causa (matar para ocultar otro delito) desde 2012.

Hugo Alberto Peralta (37): es reincidente. Fue condenado a 20 años y dos meses de cárcel y entre sus antecedentes cuenta con amenazas, robo simple y calificado por el uso de armas.

– Leandro Ubaldo Cabalie (32): estaba preso por una causa de homicidio.

– Alfredo Patricio Rojas (34): Cumplía una condena a 25 años de cárcel por homicidio agravado, lesiones graves y amenazas y recién debería haber dejado la prisión en abril de 2034. Es reincidente.

La mujer de 36 años estaba embaraza y fue vista por última vez en 2001. Hay nueve personas imputadas en la causa, entre ellas el amante de la mujer y cinco policías.

 

 

La Justicia dará a conocer el veredicto de nueve personas imputadas en la causa por la desaparición y muerte de Paula Perassi.

“Esperamos justicia, nada más. Es lo único que nos queda. Queremos saber qué pasó con Paula y dónde está el cuerpo de mi hija. Hoy, a siete años, no lo sabemos”, sostuvo el padre de la víctima Alberto Perassi, que además admitió estar desilusionado por el hecho de que ninguno de los acusados se quebrara durante el juicio. “Desde el primer día mantuvieron el pacto de silencio”, afirmó.

En el proceso fueron investigadas las responsabilidades del amante de la víctima, Gabriel Strumia; su esposa, Roxana Michl; la partera Mirtha Rusñisky, el chofer Antonio Díaz, el comisario Adolfo Puyol y los policías Jorge Krenz, Gabriel Godoy, Aldo Gómez y María José Galtelli.

La principal hipótesis es que Strumia, al enterarse de que Paula esperaba un hijo suyo, la obligó a hacerse un aborto y que la mujer murió durante la práctica. Los uniformados fueron acusados de encubrimiento agravado.

Paula tenía 36 años cuando lo vieron por última vez. En la noche del 18 de septiembre de 2011, salió de su casa después de recibir un llamado telefónico. Por ese entonces, la mujer embarazada, vivía con su esposo y sus dos hijos pero, según la investigación, tenía una relación extramatrimonial con el empresario Strumia.

Para los investigadores, tanto él como su esposa fueron los responsables de obligar a Paula a que interrumpiera su embarazo y después se deshicieron del cuerpo. Por el presunto aborto, está acusada Mirta Rusñisky y el cuarto civil imputado es un hombre llamado Antonio Díaz, asistente de Strumia.

Durante los alegatos, el fiscal Trotta pidió prisión perpetua para los cuatro por aborto seguido de muerte, aunque el cuerpo de la víctima nunca apareció.

 

José Corral, de Cambiemos, se ubica en el tercer lugar.

 

El oficialismo se impone en las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) en Santa Fe, mientras que se define el candidato del peronismo para los comicios del 16 de junio próximo y José Corral, de Cambiemos, se ubica en el tercer lugar.

Los primeros datos oficiales, con el 17% de las mesas escrutadas, evidencian que Antonio Bonfatti, del Frente Progresista, encabeza con el 33,36% de los votos. El espacio gobierna desde el 2015 y,  tras el intento fallido del actual mandatario Miguel Lifschitz para reformar la Constitución y buscar la reelección, Bonfatti fue el elegido para liderar la fórmula junto a la radical Victoria Tejeda.

En tanto, el frente peronista Juntos es el único espacio que define su candidato en una interna y la dupla Omar Perotti-Alejandra Rodenas, de «Sumar», vence por una amplia ventaja (27%) al binomio María Eugenia Bielsa-Danilo Hugo Capitani, que representan al sector «Encuentro por Santa Fe» (9,93%). En total, el PJ alcanza el 36,93%.

Por su parte,  el intendente de Santa Fe, José Corral, y la concejala rosarina y dirigente del PRO, Anita Martínez, representan a Cambiemos y se ubican en el tercer lugar con el 16,5%, por lo que no logran quebrar la mala racha del partido en lo que va del 2019, luego de las derrotas en Neuquén, Chubut, Río Negro, Entre Ríos y San Juan.

Los otros aspirantes a gobernador que intentan superar el umbral para tener un lugar en la boleta única de junio son: Octavio Crivaro (Frente de Izquierda y de los Trabajadores), Pablo Di Bert (Alternativa Federal), Juan Martino (Espacio Grande) y María Jimena Sosa (Nueva Izquierda).

Los 2.432.664 electores habilitados también eligen a los candidatos para disputar las 19 bancas en el Senado y 50 en Diputados; así como también los postulantes a 45 intendencias, concejales y miembros comunales.

 

Debido a los golpes de Cristian Yoel Sartor la mujer perdió un embarazo de 20 semanas de gestación.

 

En un caso de violencia de género en la política, el concejal de Cambiemos Cristian Yoel Sartor renunció a su bancada y en las últimas horas fue detenido luego de ser acusado de golpear a su expareja.

Según la denuncia presentada por la mujer ante la Comisaría de la Mujer de San Javier, el concejal la golpeó en la zona abdominal, lo que forzó el aborto del embarazo de 20 semanas de gestación.

La víctima, quien trabaja como empleada municipal, fue asistida el pasado domingo por la mañana en el Hospital Guillermo Rawson y luego trasladada a una clínica privada de la capital en grave estado donde se constató la pérdida del embarazo.

Sartor fue detenido mientras viajaba por la ruta provincial Nº 1 a la altura de Helvecia, una localidad ubicada a pocos kilómetros al sur de San Javier para entrevistarse con un abogado en la ciudad capital.

El concejal de 29 años quedó a disposición de la justicia en la Unidad Regional XIV. El acusado había asumido su banca y la segunda vicepresidencia del Concejo dos años atrás, luego de presentarse como candidato del Frente para el Cambio. Previo a ser edil, había ocupado el puesto de subsecretario de Cultura, Educación y Deportes de la municipalidad. Brenda Ayelén Ramos lo reemplazará tras la renuncia.

«Vengan porque maté a mi mujer», dijo al comunicarse con el 911 tras cometer el femicidio.

Apenas unas horas después del brutal asesinato de Agustina en la localidad de Esperanza, un nuevo femicidio conmueve a la provincia de Santa Fe. El hecho ocurrió en la ciudad de Gálvez.

Jorge Trossero, un hombre de 50 años asesinó a su mujer, Danisa del Luján Canale, con quien estaba casado desde octubre de 2012 y junto con quien habían sido padres hace 4 años, tras el femicidio llamó al 911 y confesó lo ocurrido. “Vengan porque maté a mi mujer», les dijo.

Los efectivos policiales que se trasladaron de inmediato hacia la escena del crimen y lo detuvieron. El hombre fue hallado sentado junto a la mesa del comedor y el cuerpo agonizante de su mujer, que yacía en el piso cubierto de sangre, según informó Jorge Nessier, fiscal de Santa Fe a cargo de la investigación.

La mujer, de 38 años, fue asistida de urgencia pero sufrió un paro cardiorrespiratorio y presentó pérdida de masa encefálica durante el traslado al Hospital José María Cullen, debido a las graves heridas que le provocó su marido y falleció en el nosocomio.

El asesino quedó detenido y será indagado este miércoles, según se informó.

Agustina Imvinkelried había ido a bailar el sábado con sus amigas. El principal sospechoso se ahorcó cuando la policía llegó a su casa para interrogarlo.

Alrededor de las 10 de la mañana en un descampado encontraron el cuerpo de Agustina Imvinkelried, la adolescente de 17 años que había ido a bailar con amigas el sábado en la localidad santafesina de Esperanza y no regresó a su casa.

El hombre que había sido registrado con ella en la grabación de una cámara de seguridad, Pablo Trionfini, se suicidó esta madrugada cuando la policía ingresaba para allanar su casa, según informó Todo Noticias.

El cuerpo de Agustina apareció a unos 300 metros del boliche Teos, el lugar donde la joven fue vista con vida por última vez a las 5.54 del domingo. «El trabajo de los perros rastreadores fue clave para encontrarlo», explicó Néstor Nagel,  del departamento de Bomberos Voluntarios Regional de Esperanza, y precisó: «Estaba en una cuneta, tapado con hojas y ramas».

 

Benito Sosa y Estela Ríos fueron a pescar al río Colastiné el 19 de diciembre y nunca regresaron. Sus pertenencias estaban en la casa de un vecino.

La pareja a pesar de las discapacidades visuales que ambos padecían (la mujer casi en su totalidad y el hombre muy avanzada), tenían una lancha y cierta relación de amistad con un pescador de la zona: Daniel Basilosky. A él le llevaban ropa, comida y solían pasar buenos ratos en la tranquilidad costera de Santa Fe.

El sujeto se convirtió en el único sospechoso. Fuentes de la investigación indicaron que desapareció también un día después de que uno de los hijos del matrimonio advirtiera a la policía que sus padres no habían regresado. Sin embargo, en la casa de Basilosky estaban el motor, la caja de pesca y otras pertenencias de la pareja. Además en las cercanías de ese lugar, los buzos tácticos encontraron también la lancha blanca en la que habían salido, sumergida y sin el tapón de desagote.

Según informa Clarín, el único sospechoso se encuentra hoy en libertad: sólo tuvo que constatar un domicilio en Santa Fe y debe presentarse a Fiscalía semanalmente como parte de los requisitos judiciales. Para la Justicia, el hallazgo de la totalidad de las pertenencias en su rancho no fueron elementos contundentes para la prisión preventiva en la instrucción penal preparatoria.

Por la zona, los rastrillajes continúan con intensidad: buzos tácticos, grupos especiales de la Policía, personal de la Guardia Rural y perros preparados aún no logran dar con los desaparecidos. «Lamentablemente todavía no hemos podido encontrar a estas personas y en su defecto, los cuerpos. Pero los rastrillajes continúan», explicó el comisario Mario Monzón, director de la PDI.