«El Cebolla» llegar√° a la Argentina este viernes por la tarde.

 

El joven Juan José Navarro Cádiz que participó de los ataques a balazos contra el diputado Héctor Olivares y su asesor Miguel Yadón en el Congreso de la Nación fue extraditado de Uruguay y llegará recién por la tarde a la Argentina.

‚ÄúEl Cebolla‚ÄĚ, acusado de ser el autor de los 13 disparos¬†que salieron desde la ventanilla del auto, fue detenido en la ciudad de Paysand√ļ, Uruguay, el viernes 10 de mayo.¬†Su testimonio y el peritaje sobre su celular, ser√°n claves para intentar determinar qu√© ocurri√≥¬†en las primeras horas del jueves 9 de mayo.

El fiscal uruguayo Juan G√≥mez revel√≥ en di√°logo con TN que en una charla informal con Navarro C√°diz, el joven neg√≥ haber efectuado los disparos. ‚ÄúMe manifest√≥ que estaba en la escena del hecho, en el auto, y¬†manifest√≥ que hab√≠a consumido alcohol y drogas, y que no hizo los disparos¬†pero obviamente eso es de una relatividad absoluta en la medida en que eso es f√°cilmente rebatible con los elementos de prueba que uno observa en la escena del hecho‚ÄĚ, se√Īal√≥.

Los investigadores a√ļn no pudieron determinar cu√°l fue el m√≥vil del asesinato. En un primer momento se vincul√≥ a Yad√≥n con Estefan√≠a Fern√°ndez, hija de «El Gitano», pero luego esta hip√≥tesis se descart√≥. Tambi√©n se habl√≥ de un ajuste de cuentas por dinero pero nada de esto est√° confirmado. Incluso, no se descarta que los acusados, hayan disparado por el simple hecho de hacerlo, ya que se encontraban bajo el efecto de alcohol y drogas.

Por el asesinato de Olivares y Yad√≥n tambi√©n fueron detenidos Rafael Cano Carmona, cu√Īado de Fern√°ndez; Luis Cano, familiar de Rafael Cano Carmona, titular del auto que se us√≥ en el ataque; y la madre de Navarro, luego liberada.

La justicia investiga si el padre del joven que llegar√° a la Argentina en las pr√≥ximas horas estuvo en el auto al momento del ataque. De hecho, esta persona ser√≠a Navarro Fern√°ndez, de 55 a√Īos, y quien estaba con «El Gitano» al momento de su detenci√≥n en Entre R√≠os. El hombre declar√≥ que no estuvo all√≠ pero los investigadores tienen elementos para sospechar.

 

Busca que el país vecino entregue lo más rápido posible a Juan José Navarro Cádiz. Dicho pedido podría demorarse una semana.

 

 

El juez porte√Īo Mariano Iturralde le solicit√≥ el s√°bado por la tarde v√≠a exhorto a su par montevideano, Jos√© Mar√≠a G√≥mez Ferreyra, la extradici√≥n de¬†Juan Jos√© Navarro C√°diz¬†para poder indagarlo por el crimen del funcionario¬†Miguel Yad√≥n¬†y el diputado¬†H√©ctor Olivares, quien falleci√≥ este domingo por la tarde.

‚ÄúCebolla‚ÄĚ Navarro C√°diz es el √ļnico de los seis detenidos que no declar√≥ en sede judicial argentina tras la agresi√≥n a tiros en la zona de Congreso.

En los allanamientos realizados en domicilios vinculados al detenido, encontraron el arma calibre .40 que se us√≥ para el ataque. Es √©l a quien se√Īala Juan Jes√ļs ‚ÄúGitano‚ÄĚ Fern√°ndez (42) como el tirador. Y logr√≥ salir del pa√≠s durante las primeras horas del viernes por el cruce de Col√≥n-Paysand√ļ, en la provincia de Entre R√≠os.

El arma calibre .40 que usaron en el ataque al diputado Héctor Olivares y al funcionario Miguel Yadón en la zona del Congreso.

‚ÄúIngres√≥ con su DNI, no hubo ning√ļn ingreso irregular que eventualmente pudiera dar lugar a una expulsi√≥n.¬†No se cumplieron ninguna de las circunstancias previstas en ley uruguaya para terminar en una expulsi√≥n‚ÄĚ, explic√≥ el fiscal de Homicidios Juan G√≥mez.

Por otra parte, Iturralde le pidió a Gómez Ferreyra que peritos uruguayos determinen si el argentino detenido tiene residuos de disparos (plomo, bario y antimonio) en sus manos, en partes de su cuerpo o en las ropas que llevaba puestas.

La Polic√≠a de Uruguay detuvo el viernes cerca del mediod√≠a a Navarro C√°diz y su mam√° Mar√≠a Rosa C√°diz Vargas en el hotel Ibis, de Montevideo, luego de que el segundo arrestado del caso, Luis Cano, asegurara que el joven de 25 a√Īos era el autor del crimen de Yad√≥n.

Una vez detenido el presunto tirador, el juez G√≥mez Ferreyra¬†aprob√≥ la detenci√≥n preventiva por 30 d√≠as con fines de extradici√≥n¬†hacia la Argentina: ‚ÄúSe deja constancia de que el reclamado adelanta desde ya que aceptar√≠a la extradici√≥n simplificada‚ÄĚ.

Navarro Cádiz reconoció en una conversación informal ante el fiscal montevideano, Juan Gómez, que estuvo en el auto en el momento del ataque, pero negó haber sido el que abrió fuego contra Yadón y Olivares.

Desde el juzgado de Iturralde indicaron que se firm√≥ el pedido y desde el Gobierno nacional confirmaron¬†que el exhorto ya fue enviado por lo que el tr√°mite demorar√≠a una semana. Ante el fiscal uruguayo, Navarro C√°diz neg√≥ haber sido el autor de los disparos y ‚Äúacept√≥‚ÄĚ la extradici√≥n. Adem√°s, manifest√≥ sus deseos de ‚Äúponerse a disposici√≥n‚ÄĚ de la Justicia argentina.

El ‚ÄúAcuerdo Marco para la Disposici√≥n de Bienes Decomisados‚ÄĚ tiene como objetivo agilizar la recuperaci√≥n de activos que se encuentren en territorio del vecino pa√≠s.

Los Gobierno de Argentina y Uruguay firmaron un ‚ÄúAcuerdo Marco para la Disposici√≥n de Bienes Decomisados‚ÄĚ, con el objetivo de agilizar la recuperaci√≥n de activos que se encuentren en territorio del vecino pa√≠s.

‚ÄúSe trata del primer acuerdo bilateral que suscribe la Rep√ļblica Argentina con el objeto de establecer los mecanismos de cooperaci√≥n y negociaci√≥n para la recuperaci√≥n de activos que se encuentren en el territorio de un pa√≠s y hayan sido obtenidos a trav√©s de delitos de corrupci√≥n, tr√°fico il√≠cito de estupefacientes y delincuencia organizada transnacional, cometidos en el otro pa√≠s‚ÄĚ, destac√≥ la cartera diplom√°tica.

El documento fue rubricado el pasado martes entre el ministro de Relaciones Exteriores y Culto, Jorge Faurie, y su par oriental, Rodolfo Nin Novoa, y ‚Äúconstituye un significativo avance en la cooperaci√≥n jur√≠dica internacional‚ÄĚ, remarc√≥ el Palacio San Mart√≠n.

A trav√©s de un comunicado, la Canciller√≠a subray√≥ que ‚Äúel acuerdo celebrado se enmarca en un objetivo central del Gobierno argentino, como es la lucha contra la corrupci√≥n, el lavado de activos y la delincuencia organizada transnacional‚ÄĚ.

La medida forma parte de una investigaci√≥n local en el marco de la causa por la denominada ‚Äúruta del dinero K‚ÄĚ.

 

Seg√ļn inform√≥ el medio uruguayo B√ļsqueda, la justicia de Uruguay dispuso el embargo de cinco inmuebles en la ciudad de Carmelo vinculados a Ernesto Clarens, se√Īalado como el financista preferido de N√©stor Kirchner y quien fuera¬†uno de los empresarios arrepentidos¬†en la causa por los cuadernos de las coimas K.

Los cinco inmuebles en cuestión son propiedad de una sociedad anónima vinculada al financista argentino.

El embargo, que forma parte de la intervenci√≥n de la justicia uruguaya en la causa denominada ‚Äúruta del dinero K‚ÄĚ y que tom√≥ una mayor preponderancia a ra√≠z de la salida a la luz de las anotaciones del chofer Oscar Centeno, fue dispuesto hace unos d√≠as por la jueza Dolores S√°nchez, a ra√≠z de un pedido del fiscal de Crimen Organizado Luis Pacheco.

Además, el fiscal Pacheco solicitó que Clarens viaje a Uruguay para ser indagado, algo que no ocurrirá hasta tanto termine el proceso judicial en la Argentina.

 

La Justicia extendió el plazo de respuesta a la acusación que pesa sobre el sindicalista y su esposa.

 

La justicia de Uruguay abrió un plazo de 30 días para que la defensa del sindicalista argentino Marcelo Balcedo debido a que no se les habría entregado en tiempo y forma a los acusados y sus abogados defensores una copia de la acusación que realiza la fiscalía contra los imputados. El fiscal lo negó y apeló la resolución de la jueza.

El sindicalista de 55 a√Īos y su esposa Paola Fiege (34 a√Īos), est√°n acusados en el pa√≠s vecino de lavado de activos y pende sobre ellos una solicitud de extradici√≥n desde Argentina. Ambos tienen prisi√≥n domiciliaria¬†mientras se dicta la sentencia definitiva.

En una canal de televisi√≥n, Balcedo asegur√≥ que es totalmente inocente y¬†se defini√≥ como un ‚Äúingeniero empresario devenido a sindicalista‚ÄĚ que a los 32 a√Īos ya ten√≠a un patrimonio de 15 millones de d√≥lares.

La fiscal√≠a¬†solicit√≥ para el sindicalista 11 a√Īos de prisi√≥n y para su esposa 10 a√Īos. De aceptar la jueza la solicitud del fiscal, una vez que cumplan esa pena,¬†podr√°n ser extraditados hacia¬†la Argentina.

El hombre había recibido ya tres condenas y una orden de expulsión. La misma jueza que sólo le puso una multa a un motochorro colombiano lo soltó tras su detención.

La Polic√≠a de la Ciudad encontr√≥ en pleno Boedo manejando una moto a Antonio Jos√© Franco, un uruguayo de 36 a√Īos y una prohibici√≥n para ingresar a la Argentina bajo amenaza de expulsi√≥n del pa√≠s debido a las tres condenas penales que hab√≠a recibido.

Cuando quisieron identificarlo, el hombre, que viajaba junto a un argentino, aceleró e intentó escapar, pero igual lo arrestaron. Una vez puesto a disposición de la Justicia, fue liberado en menos de 24 horas. La decisión fue tomada por la misma jueza que hace unos días había liberado a otro motochorro colombiano, luego de que pasara menos de dos días preso y con la sola obligación de resarcir con el pago de 700 pesos a una chica a la que le había arrebatado el celular en Caballito.

El mismo día que la Dirección Nacional de Migraciones decidió de oficio expulsar a aquel motochorro colombiano, Jair Stevens Jurado Mora (25), que en su país tenía antecedentes por hurto, tráfico de armas y violencia intrafamiliar, fue que se dio la detención de Franco.

Fue la jueza Patricia Guichandut, titular del Juzgado N¬į62, quien tom√≥ la decisi√≥n de dejar en libertad al motochorro colombiano la semana pasada, y quien le otorg√≥ el beneficio de la libertad al motochorro uruguayo, pese a que ten√≠a un impedimento de entrar al pa√≠s y un pedido de expulsi√≥n vigente.

El acompa√Īante de Franco en la moto era Rodrigo Ezequiel Romero, argentino de 30 a√Īos, que ten√≠a un captura vigente de la Justicia desde diciembre del a√Īo pasado por una tentativa de robo. En mayo de 2018 le hab√≠an abierto otra causa, por atentado a la autoridad.

A Franco lo buscaban en el Juzgado Nacional de Ejecuci√≥n Penal N¬į4, a cargo del juez Marcelo Peluzzi, para expulsarlo del pa√≠s.

El uruguayo tiene varios antecedentes en el pa√≠s. El primero es una condena a tres a√Īos de prisi√≥n de 2007 por robo, causa en la que consigui√≥ una libertad condicional tras pasar siete meses preso.

En 2017, Franco recibi√≥ otra condena, de tres a√Īos de prisi√≥n efectiva, por el robo de un auto de 2014. Le unificaron la pena con otra que recibi√≥ en una causa por encubrimiento de 2016. Y logr√≥ la libertad asistida en febrero del a√Īo pasado.

La abogada del sindicalista, considera que el caso debe tramitarse en la Justicia argentina.

La abogada del sindicalista del SOEME Marcelo Balcedo, Mariana Barbitta pidió que Uruguay deje de investigarlo tanto a su defendido como a su mujer Paola Fiege en la causa por lavado de dinero y que sea juzgado sólo en la Argentina ya que considera que hay dos expedientes por los mismos hechos en ambos países.

Si bien el planteo ya fue rechazado en primera instancia por el juez federal Julián Ercolini, la defensora de Balcedo apeló y hace unos días realizó el pedido ante la Sala I de la Cámara Federal la cual debe determinar en qué jurisdicción queda la causa.

‚ÄúQuien inici√≥ el expediente fue la Justicia Argentina y es la jurisdicci√≥n que corresponde. Adem√°s, la causa de La Plata tiene que estar en Capital Federal porque la administraci√≥n del SOEME es de ah√≠ y las extracciones cuestionadas son de un banco en la Ciudad de Buenos Aires‚ÄĚ, indic√≥ Barbitta. Seg√ļn la abogada,¬†‚Äúdesde 1955 tiene domicilio en la Capital Federal por lo que no se debe investigar en La Plata‚ÄĚ.

Balcedo está detenido en Uruguay desde el 4 de enero por pedido de Kreplak en el marco de una causa por lavado de dinero, pero a raíz del hallazgo de distintos bienes en aquel país se inició una causa paralela también por lavado de dinero.

Semanas atrás, la jueza de Uruguay María Elena Mainard finamente aceptó el pedido de Kreplak, sobre la extradición aunque supeditó la misma a cuando culmine el proceso en su contra en ese país por los delitos de lavado de activos, tráfico de armas, contrabando y apropiación indebida.

La respuesta de la Justicia Uruguaya fue a favor pero se suspende la entrega¬†‚Äúhasta la conclusi√≥n de la causa que se le sigue‚Ä̬†en Uruguay¬†‚Äúo hasta que opere la extinci√≥n de la condena‚ÄĚ.

El sospechoso de 20 a√Īos, est√° acusado de haber matado a una cajera de supermercado el s√°bado pasado. Adem√°s es el principal apuntado en el asesinato de su pareja.¬†

Seg√ļn publican medios uruguayos, la Polic√≠a difundi√≥ la informaci√≥n del principal sospechoso de asesinar a una empleada de un supermercado el s√°bado por la noche y asegur√≥ que se trata de un joven de 20 a√Īos que estaba requerido por la Justicia desde el 9 de diciembre de 2017.

Se llama Christian Pastorino, le dicen ‚ÄúKiki‚ÄĚ y vive en el barrio Tres Omb√ļes de la capital uruguaya. Fuentes policiales aseguran tener al joven ‚Äúplenamente identificado‚ÄĚ tanto por las c√°maras de seguridad del comercio as√≠ como por ‚Äúinformaci√≥n reservada‚ÄĚ que le lleg√≥ a las autoridades que aport√≥ ‚Äúdatos relevantes para la investigaci√≥n‚ÄĚ.

‚ÄúEl Kiki cuenta con un antecedente penal por un delito de receptaci√≥n en reiteraci√≥n real con un delito de tenencia de arma de fuego‚ÄĚ, expresa el comunicado y agrega que el fiscal a cargo de la investigaci√≥n, Gilberto Rodr√≠guez, autoriz√≥ la difusi√≥n de las im√°genes del autor. Las autoridades confirmaron un gran despliegue en todo el pa√≠s para dar con √©l y se pide la colaboraci√≥n de la ciudadan√≠a

Todo ocurrió el sábado en la noche cuando Pastorino ingresó a un supermercado ubicado en el barrio La Blanqueada de Montevideo y amenazó con un arma de fuego a los empleados del local y exigió el dinero de la recaudación. Antes de emprender la huida y tras cumplir su cometido, el sospechoso efectuó dos disparos, uno de ellos impactó en la cajera y otro en el tórax del guardia de seguridad que se encuentra internado en estado delicado.

La joven asesinada se llamaba Florencia Cabrera, ten√≠a 26 a√Īos y falleci√≥ una hora despu√©s de haber recibido el disparo por la espalda.