El auto en el que viajaba el jefe comunal se despistó en la ruta 6 cuando regresaba del encuentro con Axel Kicillof en Avellaneda.

 

El intendente del municipio bonaerense de Hipólito Yrigoyen, Jorge Cortés, falleció el miércoles a la noche en un accidente de tránsito en la ruta 6. Según pudo averiguar este portal, el vehículo en el que se trasladaba el jefe comunal junto a sus asesores, se despistó y quedó en un zanjón en el kilómetro 68 de la ruta 6, en sentido hacia la localidad de Cañuelas.

Cortés volvía del encuentro de intendentes peronistas con Axel Kicillof en Avellaneda cuando sufrió el fatal accidente. Junto a él viajaba el secretario de Gobierno del distrito, Martín Aroiguani y un asesor identificado como Pablo Enrique Martínez que fueron trasladados al Hospital de San Vicente con lesiones.

Interviene en la causa la UFI de San Vicente a cargo de Karina Guyot.

“Recibimos la terrible noticia del fallecimiento del compañero Jorge Cortés. ¡Qué enorme tristeza! Por este triste motivo, decidimos suspender las actividades previstas para los días jueves y viernes en Rivadavia, Trenque Lauquen, Chacabuco y Alberti”, confirmó Kicillof en su cuenta de Twitter.

Otros dirigentes bonaerenses como Vidal, Massa, Grindetti y Magario despidieron a Cortés y enviaron sus condolencias. También lo hizo el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

 

Hugo Martínez pide justicia para que el conductor que tenía tres veces más de la cantidad de alcohol permitido quede preso.

 

En la noche del 2 de septiembre de 2016, Valeria, embarazada de 32 semanas conducía su Peugeot 207 Compact desde General Arenales hacia Arribeños. Había ido a pasar el día con su hermana y regresaba a casa acompañaba Clara, su pequeña hija de 2 años.

Ambas llevaban puestos sus cinturones de seguridad, pero una camioneta Ford F100 que circulaba por la mano contraria se cruzó intempestivamente de carril y las embistió. El impacto fue a la altura de la puerta delantera derecha del Peugeot.

La mujer de 34 años y sus hijas murieron en el acto. Abel Lucero, el conductor de la camioneta de 53 años tenía más de tres veces por encima del máximo permitido. “Se le tomaron tres muestras al conductor Abel Lucero. Los peritajes constataron que tenía 1,6 gramos de alcohol en sangre”, contó Hugo Martínez el hombre que perdió a su esposa y dos hijas en el accidente.

Tras casi tres años, finalmente este martes empezará el juicio oral contra el acusado en los tribunales de Junín, y Martínez estará muy acompañado por sus allegados, amigos y vecinos de la ciudad bonaerense de Arribeños para pedir “justicia por ellas”.

Por su parte, el acusado llega al juicio en libertad, luego de que la Justicia hiciera lugar al pedido del abogado defensor y considerara a Lucero autor de homicidio simple con dolo eventual. La fiscal Vanina Lizaso, en cambio, había requerido que se lo imputara por homicidio simple.

 

Es por hablar sobre el caso antes de que salgan las pericias. “Hizo una valorización tendenciosa”, aseguró el abogado Walter Cormance, sobre Verónica Raggio.

 

La defensa del cantante Rubén Darío «El Pepo» Castiñeiras pretende apartar a la fiscal del caso Verónica Raggio, de la UFI 1 de Dolores, por dichos de la funcionaria antes de que salgan los resultados de las pericias toxicológicas.

“Nosotros entendemos que ella hizo una valorización tendenciosa antes de obtener los resultados de las pericias”, afirmó Walter Cormace y agregó: “Fue tendenciosa cuando tiene que haber equilibrio entre ambas partes”

Este lunes declaró el mánager Carlos «Lalo» Montillas alrededor de seis horas. Mientras que durante dos horas y media el titular dominial del vehículo Eduardo Morgado también declaró ante la justicia.

La defensa del cantante había solicitado la prisión domiciliaria para el músico, que está detenido en una comisaría de Chascomús, imputado por la muerte de dos personas en un accidente automovilístico.

Por su parte, luego de que las pericias toxicológicas que se le realizaron al “Pepo” habían arrojado consumo de cocaína y marihuana, pero no alcohol, antes del vuelco de la camioneta en la ruta provincial 63, el abogado de los familiares de las víctimas Marcelo Biondi denunció días atrás que la pericia que descartó que el cantante no tenía alcohol en sangre “estaba mal hecha”.

Por el vuelco de la camioneta Honda CRV que manejaba el músico murieron su representante Ignacio Abosaleh y el trompetista Nicolás Carabajal, mientras la corista Romina Candia sufrió lesiones y ya fue dada de alta.

El cantante está procesado por el delito de homicidio culposo. Esperan los resultados toxicológicos.

 

La Justicia dispuso la detención del cantante de cumbia Rubén Darío “El Pepo” Castiñeiras, quien sigue internado en el Hospital San Roque de la localidad bonaerense de Dolores, tras el accidente en el que murieron el trompetista Nicolás Carabajal y el manager Ignacio Abosalhee fallecieron, mientras que la corista Romina Cándias sufrió la fractura de una pierna y el cantante sólo sufrió escoriaciones en el rostro.

El juez Cristian Gasquet pasó la situación del músico de “retenido” a “detenido”, dijo su abogado, Miguel Angel Pierri, a la prensa al salir del Juzgado de Garantías 2 de Dolores, y anticipó pedirá la eximición de prisión.

Durante la madrugada del sábado, la camioneta Honda CRV blanca en la que viajaban el cantante junto a la corista Romina Candia; el trompetista Nicolás Carabajal; y el representante del grupo, Ignacio Abosaleh, se despistó y volcó en el kilómetro 8,500 de la ruta 63, a la altura de Dolores, rumbo a la costa atlántica.

Abosaleh y Carabajal murieron en el accidente, cuyas causas aún son materia de investigación, y la corista sufrió lesiones, por lo que Catiñeiras fue imputado de «doble homicidio culposo agravado y lesiones graves culposas».

Durante el fin de semana, el cantante se negó a declarar pero lo hará durante este lunes. El fiscal general Diego Escoda aseguró en diálogo con TN que “si se confirma la condena será efectiva”. Y confirmó que al “Pepo” se lo imputa de “haber sido negligente al manejar”. El funcionario remarcó que el artista “se encuentra formalmente detenido” porque “la figura legal tiene una pena prevista de 3 a 6 años de prisión”.

Por otro lado, Escoda señaló que el testimonio de la corista Romina Cándias, que viajaba con la banda y sufrió la fractura de una pierna por el vuelco comprometió al cantante, ya que la joven declaró que él “venía tomando vodka” mientras manejaba.

Respecto a los resultados de la prueba de alcohol y de tóxicos señaló que podrían esta “a más tardar la semana que viene”. Los estudios debieron realizarse una vez que «El Pepo» fue hospitalizado, ya que cuando se produjo el accidente no había un solo alcoholímetro entre las ciudades de Dolores y Chascomús.

Pierri aseguró que su detenido está internado en la habitación 6 del hospital San Roque, “esposado” en su muñeca derecha y con custodia policial, con cuidados intensivos y acompañado por su esposa, Josefina Cuneo, y otras personas de su entorno.

Respecto al lugar donde se produjo el vuelco el letrado dijo que “es inconducible”, al tiempo que criticó a la fiscala que se hizo cargo de la causa tras el accidente. “Lo que más nos importa ahora es si Pepo está en condiciones de salud, no solamente las físicas, sino también las espirituales y anímicas”, sostuvo.

Por otro lado, remarcó que apunta a mantener un encuentro con el fiscal Diego Bensi, quien se hará cargo del expediente en reemplazo de su par Verónica Raggio, que se tomó licencia: “Se equivocó al haberlo esposado al Pepo”.

 

El auto en el que se trasladaban impactó contra el acoplado de un camión cuando eran perseguidos por dos móviles policiales.

 

 

Cuatro jóvenes fallecieron y otra adolescente se encuentra internada luego de un confuso accidente en el que vehículo en el que se trasladaban impactó contra el acoplado de un camión cuando eran perseguidos por dos móviles policiales.

El choque se produjo el lunes durante la madrugada en la Colectora 9 de Julio a la altura del kilómetro 111 de la Ruta 3, de la ciudad de San Miguel del Monte. El vehículo era un Fiat 147 blanco en el que iban los cinco jóvenes, cuatro menores y uno de 24 años.

Según el relato de los testigos, un llamado al 911 denunció la presencia de un auto sospechoso en el barrio Montemar, por lo que un móvil se acercó al lugar y comenzó a seguirlos. A las pocas cuadras, un policía habría dado la voz de alto y bajado con su arma desenfundada, por lo que el 147 escapó a toda velocidad.

Según la versión de los familiares de las víctimas, los jóvenes escaparon luego de que la policía comenzara a disparar contra su vehículo. Minutos después, el Fiat impactó al llegar a la Ruta 3 con el acoplado de un camión perteneciente a una empresa de Olavarría, que se encontraba detenido en la colectora, a la altura del kilómetro 111.

Cuatro de los cinco ocupantes del auto fallecieron, tres de ellos menores de edad, y una chica de 14 años se encuentra internada en un hospital de la ciudad de La Plata en grave estado. En tanto, la intendenta, Sandra Mayol, decretó tres días de duelo en todo el ámbito local partir de las muertes.

A su vez, una mujer policía permanece en estado grave tras haber sido impactada en la cabeza con un objeto contundente durante una manifestación de vecinos realizada a raíz del trágico choque. El portal Infolobos indicó que la policía herida se llama Noemí Baigorria, de 26 años y oriunda de la localidad de Norberto de la Riestra.