Según trascendió, dará un discurso poco confrontativo en el que se referirá a las reformas que impulsa el Gobierno, pero que dejará la vía libre para la afluencia de proyectos propios de ambas cámaras. En tanto, el aborto sigue siendo el centro de la opinión pública y se espera que se pronuncie al respecto


El presidente Mauricio Macri dará hoy su discurso de apertura del 136° período de sesiones ordinarias del Congreso del que se esperan lineamientos orientados a la búsqueda de consenso. En tanto, se estima que se referirá a proyectos de ley que impulsará este año como la reforma laboral y el financiamiento político; y que no podrá escapar de al menos mencionar la despenalización del aborto, debate ya instalado en la opinión pública.

A partir de las 11, se dará inicio a la ceremonia en el recinto de la Cámara de Diputados cuando Macri comenzará con su mensaje el cual, desde la Casa Rosada, apuntan a que será poco confrontativo y que no tendrá mayores exigencias parlamentarias sino que, por el contrario, estará dirigido a que los Cuerpos marquen su propia agenda legislativa.

Según trascendió, el mandatario anticipará a los legisladores las iniciativas que cree necesarias sancionar, aunque no serán grandes anuncios o proyectos centrales. En este marco, repasará las reformas que aplica y aplicará el Ejecutivo como el recorte del 25% de cargos políticos en la administración pública y las modificaciones en la carrera del empleo público.

También se prevé, en el marco de la búsqueda de conciliación, la puntualización de un aspecto de la reforma laboral que tiene un apoyo mayoritario y el consenso de una parte de la CGT: el blanqueo laboral y la formación para los trabajadores. Así, Macri intentará nivelar los lazos con los distintos bloques luego de la tensión generada en los recintos tras la sanción de la reforma previsional en diciembre último.

Por otro lado y en concordancia a un reclamo de la oposición, se referirá a la situación económica con datos y estadísticas; luego a proyectos de Justicia y seguridad, a la puja con sectores sindicales y de educación, y se estima que también podría aludir a los paros gremiales del comienzo del año lectivo. De todas formas, Macri podría acentuar en que falta camino por recorrer, camino en el que reforzará las herramientas para combatir la inflación, reducir la pobreza y multiplicar el empleo.

En línea con el aliento a la afluencia de proyectos propios de los bloques de ambas cámaras, se inscribe la vía libre del oficialismo para debatir la ley de aborto legal, seguro y gratuito que se presentará por séptima vez en el Congreso y que se reclamaba se trate en una sesión especial el 8 de marzo, día del paro internacional de mujeres. Sin embargo, los legisladores adelantaron que el proyecto deberá esperar tres semanas y que se extendería hasta junio.

Por otro lado, se espera que el presidente enfatice en un nueva ley de financiamiento público que permita a las empresas privadas a financiar partidos, con topes, en un marco transparente y de reglas claras, al tiempo que se estima que planteará la necesidad de una reforma electoral con boleta única electrónica.

Además, con las inversiones en la mira, desde el Gobierno se tienen expectativas acerca de expedientes para el compre nacional y de financiamiento productivo, es decir, la ley de mercado de capitales. Otra expectativa es la ley de Ministerio Público, una ley de ética pública y un proyecto de ley para una reforma integral del Código Penal.

La vicepresidenta Gabriela Michetti y el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, abrirán la sesión a las 10, los miembros de ambas cámaras formarán las comisiones de recepción, y darán la bienvenida al Presidente.