La justicia ordenó al imputado pagar $47.828 más intereses a AUSA por los daños que ocasionó en un siniestro vial.

 

En un fallo inédito, el Juzgado N°13 en lo Contencioso Administrativo y Tributario hizo lugar a la demanda interpuesta por Autopistas Urbanas Sociedad Anónima (AUSA) por daños y perjuicios, y ordenó al demandado abonar la suma de $47.828, más intereses.

El accidente ocurrió el 2 de abril de 2013, alrededor de las 9:30, mano a Capital y según explicó Guillermo Scheibler, titular de esta sede judicial, el hombre quien conducía un Fiat Reggata “circulaba en la Autopista AU 1, 25 de Mayo, realizó una maniobra brusca, perdió el control del vehículo e impactó contra el morro separador del ramal 1 y 2, sector que resultó dañado”.

Es por ellos que AUSA inició una causa legal cartulada como “Autopistas Urbanas S.A. contra S., J. C sobre daños y perjuicios (Excepto responsabilidad médica)” y apuntó contra el demandado por el daño a la propiedad, circular a excesiva velocidad, no conservar el pleno dominio del vehículo a su cargo e incumplir normas de tránsito.

Según consigna el portal IJudicial, en el fallo el juez sostuvo que el hombre que protagonizó el accidente no contestó la demanda y que la aseguradora citada en garantía desconoció los hechos y la documentación citada por el organismo judicial.

Así, la Justicia aplicó lo dispuesto en el segundo párrafo del artículo 279 del Código en lo Contencioso Administrativo y Tributario: “(…) El silencio, las respuestas evasivas o la negativa meramente general puede considerarse como reconocimiento de la verdad de los hechos pertinentes y lícitos a que se refieran, y tener por recibidos o reconocidos, según el caso, los documentos”.

Además, se ordenó hacer extensiva la sentencia a la Aseguradora Federal Argentina S.A., por “no haber sido controvertido por las partes la existencia de una póliza de seguro que vincula a Aseguradora Federal Argentina S.A. y J. C. S., así como tampoco han sido cuestionados sus términos, el límite de la cobertura o la franquicia”.

 

El hecho ocurrió en Cañuelas. La joven, protagonista del accidente tiene 17 años.

 

El domingo por la tarde, en Cañuelas, una adolescente de 17 años que aprendía a manejar atropelló y mató a un vecino de 2 años.

La protagonista del accidente iba al volante de un Chevrolet Onix, propiedad de su madre acompañada por su novio, mayor de edad, quien le estaba dando instrucciones de manejo.
Por causas que son objetos de investigación, el auto embistió a un grupo de hermanos que cruzaba la calle, entre ellos el menor de dos años, que fue trasladado hasta el Hospital de la zona, donde se constató que se hallaba sin vida. Una hermana del nene, de 13 años, fue atropellada en la misma maniobra, pero solamente sufrió lesiones leves.

Como primeras medidas ordenó la incautación del auto, extracción de muestras de sangre de la conductora, toma de declaraciones a vecinos y notificación a la menor por el delito de homicidio culposo, por el que no quedó detenida.

Según consigna el portal Infocanuelas, en el hospital se vivieron escenas de mucho nerviosismo y angustia por parte de las familias involucradas. La policía, la Guardia Urbana y los médicos intervinieron para contener a los familiares de la víctima.

 

El accidente fatal se produjo por la madrugada en el ramal Campana, a la altura del kilómetro 53. El vehículo impactó contra un camión.

 

Al menos una persona murió al estrellarse contra un camión la camioneta que conducía en contramano por la Autopista Panamericana, a la altura del distrito bonaerense de Escobar.

El accidente ocurrió alrededor de las 5:00 en la mano hacia Capital Federal, cuando una camioneta tipo traffic, de color blanco, comenzó a circular por causas no establecidas en contramano. Esquivó varios vehículos, entre ellos varios camiones, hasta chocar de frente con uno de los transportes y quedar totalmente destrozado.

El conductor de la Mercedes Benz, Felipe Choquevillca Flores, un hombre de nacionalidad boliviana, murió en el acto, mientras que el del camión sufrió heridas en las piernas y debió ser trasladado al Hospital de Escobar.

Martín Cersosimo, que grabó la secuencia, dijo en una nota con TN que el conductor que se mató en el accidente “no parecía ebrio” y explicó que subió en la Autopista por la colectora, que primero circuló por el carril lento y que luego pasó al rápido. Logró esquivar algunos vehículos, y finalmente impactó contra el camión.

“Fueron cuatro minutos en los que aumentó y bajó la velocidad varias veces. Pensamos que se había equivocado, pero después pasó a la mano rápida”, contó el hombre que iba acompañado de su primo, quien filmó el terrible accidente con su celular.

Damián Esteban Bubbalo estacionó en un lugar prohibido. El auto de los jóvenes se incrustó de frente: murieron 3 mujeres.

 

La titular de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio (UFIJ) 9 de Quilmes, Claudia Vara, ordenó tres pericias para reconstruir lo que sucedió la madrugada del jueves en que murieron tres jóvenes y otro está gravemente herido luego de que un auto se incrustara de frente a un camión mal estacionado.

Por su parte, agentes de la Policía Bonaerense aprehendieron al chofer del camión, Damián Esteban Bubbalo. La acusadora tendrá 24 horas para decidir si le solicita al juzgado de Garantías su prisión preventiva.

La fiscal Vara le imputó el delito de “homicidio culposo” por las muertes de la novia del conductor del Peugeot 206 y las dos primas de ella. Por esa acusación el camionero podría recibir una pena de entre 2 y 5 años de prisión.

Las cámaras de seguridad registraron el momento en el que el auto blanco impactó contra el camión. El chofer había estacionado a la misma altura donde había un cartel que indicaba que en esa calle no se podía estacionar.

En los próximos días, el fiscal Vara tendrá los resultados de tres pericias para poder determinar qué sucedió: la vehicular, sobre el Peugeot 206; la accidentológica, sobre las circunstancias del choque; y la toxicológica, sobre las condiciones del conductor del auto.

Es que antes de subirse al Peugeot 206, los chicos estuvieron en Buro Quilmes, un boliche de zona sur, donde tomaron tragos. Minutos después, el conductor presionó el freno y pegó un volantazo, pero sus tres acompañantes murieron en el acto.

 

Ocurrió esta mañana cerca de las 5.30 en Centenario y Smith. El conductor se encuentra en estado reservado.

 

Tres adolescentes murieron y un hombre está gravemente herido tras un brutal choque en Quilmes, donde el auto chocó por detrás a un camión que se encontraba estacionado sobre la calle Centenario.

Fuentes de la Jefatura Departamental de Quilmes informaron que el choque mortal ocurrió a las 5.30 de este jueves cuando el conductor de un auto Peugeot 207 blanco chapa JQJ-873 que avanzaba por Centenario de norte a sur por el carril de la izquierda, se cerró hacia la derecha e impactó contra un camión Mercedes Benz Atego 1725 patente OQV-395 que se encontraba estacionado.

En el video se ve claramente cómo el conductor, identificado como Yamil Bejarano (23), primero conduce directamente hacia el camión y después pega un volantazo para tratar de esquivarlo. Pero es demasiado tarde y el auto terminó incrustado contra el camión. Sus acompañantes, tres jóvenes murieron instantáneamente. Bejarano fue trasladado al Hospital de Quilmes y se encuentra grave. “El paciente tiene riesgo de muerte”, aseguró el director del Hospital Iriarte Juan Manuel Fragomeno.

El camión estaba parado en la mano del oeste frente a una empresa avícola, aparentemente a la espera de descargar mercadería.

Las víctimas fueron identificadas como Camila Ayelen Claros, que el martes 30 de julio iba a cumplir 22 años, y las hermanas Estefanía (18) y Camila Capcha (16).

El conductor del camión, Damián Bubbalo, quedó imputado y a disposición de la Justicia. Interviene la UFI número 9, a cargo de Claudia Vara.

Es por sus antecedentes penales. Además, peritan un celular encontrado en su camioneta.

 

El cantante de cumbia Rubén “El Pepo” Castiñeiras (44) podría seguir preso hasta el inicio del juicio por la tragedia de Dolores, en la que murieron un trompetista y el manager de su banda. Por sus antecedentes y el delito que se le imputa, le corresponde la prisión preventiva.

Como en el momento del accidente no había alcoholímetros, los peritos no pudieron saber en el momento si el cantante había tomado. La fiscal del caso, Verónica Raggio ordenó tomarle muestras de sangre y orina al conductor. Los resultados estarían para el final de esta semana o principios de la próxima.

Por otro lado, la fiscal envió a peritar un celular encontrado en la Honda CRV que pertenecería a una de las víctimas fatales, según revelaron fuentes del caso al diario Clarín. Buscan fotos o videos que hayan sido tomados durante el viaje, como elementos complementarios al testimonio de la corista Romina Candia. Y pidió las cámaras de los peajes, estaciones de servicio y la confitería Atalaya, donde pararon a comprar medialunas.

El testimonio de la corista fue clave para confirmar que era finalmente “El Pepo” quien iba al volante, ya que el músico en un primer momento lo negó y dijo que había sido uno de los fallecidos el que manejaba. También reveló que Castiñeiras iba tomando vodka con jugo de naranja mientras conducía.

Por otra parte, a la espera de que se conozcan los resultados de las pericias para confirmar cuánto alcohol había consumido El Pepo, se supo cuál era la velocidad a la que iba la camioneta cuando el cantante realizó una maniobra que terminó en el trágico vuelco en el que murieron dos de sus acompañantes.

De acuerdo a lo que reveló el periodista Gustavo Carabajal “el velocímetro de la camioneta se detuvo en 80 km/h”“Hay una fórmula matemática que indica la velocidad a la que circulaba para que el velocímetro se detenga a 80 km/h. Tiene que ver con la masa de la camioneta, el estado del asfalto y la distancia de frenado que da la medición de la huella que dejaron los neumáticos”, explicó el periodista en radio La Red.

“Si bien será el peritaje accidentológico el que determine cuál era la velocidad a la que circulaba, lo que marca la fiscal es que iba a mucha velocidad. Se estima que iba a más de 110 km/h, que es el máximo permitido en esa autopista. Pero teniendo en cuenta que había niebla, superó largamente el máximo tolerado para manejar en circunstancias de visibilidad escasísima. Esto agrava la situación de ‘El Pepo’”, agregó Carabajal.

¿Cómo sigue la causa?

El camillero y el médico de la ambulancia que atendieron al cantante y sus acompañantes declararán este miércoles en Dolores. El primero de ellos es quien grabó el video en el que el cantante de cumbia señala a una de las víctimas como quien estaba manejando.

La situación de “El Pepo”

Está internado y detenido en el Hospital Municipal San Roque de Dolores acusado de “homicidio culposo doblemente agravado”. El domingo, se negó a declarar ante la fiscal Raggio. Está internado y detenido y podría seguir preso hasta el día del juicio oral.

Según explicó el fiscal general de Dolores Diego Escoda, “la excarcelación de forma ordinaria no sería procedente” por sus antecedentes penales y porque el delito que se le imputa tiene una pena mínima de 3 años y una máxima de 6, por lo que no es excarcelable. En caso de ser encontrado culpable, sería declarado “reincidente”.

Su defensa, a cargo del abogado Miguel Ángel Pierri, debería realizar un pedido extraordinario que el juez de garantías tendrá que evaluar.

Castiñeiras estuvo preso dos veces por robo. En 2008 lo condenaron a tres años y medio de prisión. Salió de Marcos Paz en 2011. Al año siguiente, le encontraron cosas robadas en su mochila, lo volvieron a detener y recuperó la libertad en 2015.