Uno de ellos había declarado que le disparaban a un tacho de basura cuando el diputado y su asesor se cruzaron en la línea de tiro.

 

Una reconstrucción en primera persona, realizada por los peritos de la Policía Federal Argentina sobre el crimen del diputado Héctor Olivares y su asesor Miguel Yadón fueron atacados a tiros desde un auto estacionado en la Plaza del Congreso, contradice la versión de los detenidos.

Es que, según los resultados, se trataría de un homicidio cometido por placer.

Si bien aún se están analizando los resultados de la pericia, los detectives están convencidos de que los asesinos vieron a las víctimas caminando por la vereda de la plaza antes de disparar, un dato que puede resultar clave en la investigación, según indicaron fuentes del caso a TN.com.ar.

A esa conclusión se llegó luego de ver las imágenes registradas por una Go-Pro colocada en la frente de los peritos que se sentaron en los asientos delanteros de un Volkswagen Vento que fue estacionado detrás de un micro, reproduciendo la misma escena de la mañana del jueves 9 de mayo cuando se cometió el doble crimen.

En el lugar de la escena del crimen, y con la presencia de la fiscal Estela Andrades y los abogados de la querella y de la defensa, los peritos midieron y corroboraron distancias, tiempos e hicieron filmaciones desde el interior del automóvil y desde el ángulo de las víctimas. También determinaron obstáculos que podrían haber interrumpido la visión.

De esta manera, la pericia contradice el testimonio de Navarro Cádiz, quien había asegurado en su indagatoria que los tiros iban dirigidos a un tacho de basura y que impactaron en el cuerpo de Olivares y Yadón porque se cruzaron en la línea de fuego.

El juez Mariano Iturralde lo procesó a él y a Fernández por “doble homicidio agravado por haber sido cometido por alevosía y por placer”.

Consultado por este medio, el abogado de «Cebolla» Ramón Arigós se quejó ya que consideró que “no se trató de una reconstrucción porque faltaron elementos como colocar a dos personas del mismo porte en el auto. Tal vez lo pidamos para verificar mejor lo que sucedió”.

El juez de la causa les dictó la prisión preventiva acusados de matar “por placer”


Juan José Navarro Cádiz y Juan José Fernández, alías «El Cebolla» y «El Gitano», fueron procesados con prisión preventiva por doble homicidio agravado. Ambos estuvieron en el auto desde donde salieron los disparos que terminaron con la vida del diputado Héctor Olivares y del funcionario Miguel Yadón el pasado 9 de mayo en Plaza Congreso.

El titular del juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nro. 16 de la Capital Federal, Mariano Iturralde, los consideró “coautores criminalmente responsables del delito de doble homicidio agravado por haber sido cometido con alevosía y por placer, como así también por el uso de arma de fuego con el delito de portación de arma de guerra sin la debida autorización legal”.

Además, informó que los otros cinco detenidos serán liberados. A Estefanía Fernández Cano -hija del “Gitano”-, Miguel Navarro Fernández -padre del «Cebolla»-, Luis Cano, Rafael de la Santísima Trinidad Cano Carmona y Castro Iglezias Montoya les dictaron la falta de mérito, ya que se descartó su posible participación en el hecho.

El juez Iturralde fundamentó la resolución «en base a una amplia investigación desarrollada con intervención de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N° 40, a cargo de la Estela Andrades, en la que actuó la División Investigación de Homicidios de la Policía Federal Argentina en coordinación con distintas áreas de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires».

Los investigadores acreditaron que «los imputados fueron quienes se encontraban dentro del vehículo VW ‘Vento’ -propiedad de Juan Jesús Fernández– desde el cual partieron los disparos que alcanzaron a las víctimas, mientras realizaban una caminata por la plaza del congreso el pasado 9 de mayo del año en curso, así como también que el arma homicida se corresponde con la pistola calibre .40 secuestrada en el domicilio atribuido a Juan José Navarro Cádiz», se explica en el comunicado.

Y agrega sobre el móvil del crimen: “De la prueba relevada no ha surgido hasta el momento contacto o conflicto previo entre las partes que pudiera haber dado lugar al referido ataque, sin perjuicio de continuarse con la investigación”.

 

También será indagado Miguel Navarro Fernández, el padre del joven señalado como el responsable de efectuar los disparos contra el diputado y funcionario riojano.

 

Juan José “El Cebolla” Navarro Cádiz, acusados como el autor de los disparos que acabaron con la vida del diputado Héctor Olivares y el funcionario Miguel Yadón, declarará por primera vez ante la justicia luego de ser extraditado de Uruguay.

Además, ante el juez Mariano Iturralde y la fiscal Estela Andrade también declararán el padre de “Cebolla”, Miguel Navarro Fernández, y Juan Jesús Fernández, dueño del automóvil Volkswagen Vento desde donde se cometió el ataque.

El joven de 24 años, que declarará por primera vez ante la Justicia, es el más comprometido. Al ser indagados, Juan Jesús Fernández y su hija, Estefanía Fernández Cano coincidieron en asegurar que los disparos fueron efectuados sin motivo alguno. Además, negaron que se haya tratado de un crimen pasional o que esté vinculado a una relación personal porque no conocía ni tenía vinculo ni con Olivares ni con Yadón.

En las pruebas, sin embargo, Iturralde y Andrades no encuentran aún material suficiente para establecer un móvil para el crimen. “Una posibilidad es que hayan ido a la plaza a probar esa arma sofisticada con mira láser y, aunque parezca una locura, eligieran al azar como blancos móviles al diputado y su asesor para matar porque sí, por pura diversión”, señaló una fuente a Télam.

De confirmarse esto, a los cargos de “alevosía” y el “concurso premeditado de dos o más personas”, a Navarro Cádiz se le cargaría otro agravante: el de “homicidio agravado por placer”.

En un allanamiento al departamento de “Cebolla” en la calle Montevideo 76 del centro porteño, la División Homicidios de la Policía Federal halló el arma calibre .40 que se usó en el ataque que terminó con la vida de los dirigentes políticos. La pistola estaba escondida dentro de una bolsa en la cocina. Además, en uno de los domicilios que frecuentaba se encontraron trazos de siluetas humanas repletas de impactos, como si hubieran sido usadas para practicar tiro al blanco.

 

Se trata de Castro Iglezias Montoya y es brasileño. Fue quien utilizó un Volkswagen Passat en el día del hecho, según fuentes policiales.

 

En horas de la mañana, fuentes policiales informaron sobre la detención de un séptimo sospechoso, oriundo de Brasil, cuyo nombre es Castro Iglezias Montoya y que utilizó un Volkswagen Passat en el día del hecho y que se habría reunido con el dueño del Volkswagen Vento y uno de los principales sospechosos, Juan Jesús Fernández, “El Gitano”.

El brasileño de 59 años de edad, con domicilio en la calle Rodríguez Peña, es titular del Passat desde enero de 2015 según registros oficiales. La detención fue realizada por la división Homicidios de la PFA., consigna Infobae.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, había anticipado que en la causa del doble crimen del diputado Héctor Olivares y el funcionario Miguel Yadón, que ya tiene seis detenidos acusados de matar con alevosía, había más cómplices. Con la detención de Montoya ya son 7.

Aún se sigue esperando el traslado al país de Juan José Navarro Cádiz, “El Cebolla”, apuntado por los otros acusados en la causa como el tirador que mató a Olivares y Yadón desde adentro del auto, aunque fuentes del caso aseguran que «nada confirmado al respecto. El traslado todavía no está dispuesto.

 

«El Cebolla» llegará a la Argentina este viernes por la tarde.

 

El joven Juan José Navarro Cádiz que participó de los ataques a balazos contra el diputado Héctor Olivares y su asesor Miguel Yadón en el Congreso de la Nación fue extraditado de Uruguay y llegará recién por la tarde a la Argentina.

“El Cebolla”, acusado de ser el autor de los 13 disparos que salieron desde la ventanilla del auto, fue detenido en la ciudad de Paysandú, Uruguay, el viernes 10 de mayo. Su testimonio y el peritaje sobre su celular, serán claves para intentar determinar qué ocurrió en las primeras horas del jueves 9 de mayo.

El fiscal uruguayo Juan Gómez reveló en diálogo con TN que en una charla informal con Navarro Cádiz, el joven negó haber efectuado los disparos. “Me manifestó que estaba en la escena del hecho, en el auto, y manifestó que había consumido alcohol y drogas, y que no hizo los disparos pero obviamente eso es de una relatividad absoluta en la medida en que eso es fácilmente rebatible con los elementos de prueba que uno observa en la escena del hecho”, señaló.

Los investigadores aún no pudieron determinar cuál fue el móvil del asesinato. En un primer momento se vinculó a Yadón con Estefanía Fernández, hija de «El Gitano», pero luego esta hipótesis se descartó. También se habló de un ajuste de cuentas por dinero pero nada de esto está confirmado. Incluso, no se descarta que los acusados, hayan disparado por el simple hecho de hacerlo, ya que se encontraban bajo el efecto de alcohol y drogas.

Por el asesinato de Olivares y Yadón también fueron detenidos Rafael Cano Carmona, cuñado de Fernández; Luis Cano, familiar de Rafael Cano Carmona, titular del auto que se usó en el ataque; y la madre de Navarro, luego liberada.

La justicia investiga si el padre del joven que llegará a la Argentina en las próximas horas estuvo en el auto al momento del ataque. De hecho, esta persona sería Navarro Fernández, de 55 años, y quien estaba con «El Gitano» al momento de su detención en Entre Ríos. El hombre declaró que no estuvo allí pero los investigadores tienen elementos para sospechar.

 

La ceremonia comenzó el lunes por la noche luego del velatorio en el Congreso. Es en la sede de la UCR de la provincia.

 

El lunes, los restos del diputado nacional Héctor Olivares fueron despedido en el Congreso de la Nación en Buenos Aires, y por la tarde fue trasladado hasta su provincia natal.

En la sede de la UCR en la Rioja se está realizando la ceremonia del último adiós junto a sus familiares y los vecinos que podrán despedirlo. Posteriormente, el cuerpo será trasladado a Villa Mazán, de donde era oriundo y donde será inhumado a las 17 horas.

En la despedida, se hicieron presentes infinidad de dirigentes políticos de todos los partidos e incluso el gobernador Sergio Casas estuvo varios minutos dando sus condolencias a sus familiares y amigos.

En el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso, todo el arco político lo despidió, incluso el presidente Mauricio Macri que llegó al edificio parlamentario en medio de un gran operativo de seguridad.

“Lo vamos a recordar trabajando, como en sus mejores momentos, queriendo a su pueblo y cumpliendo su deber en el Congreso de la Nación y respetando a sus adversarios. Era un buen padre de familia”, expresó el senador Julio Martínez, que se quebró al hablar de su colega y amigo. “Estamos todos muy mal y no encontramos explicaciones”, agregó.

Martínez mostró también su agradecimiento a las fuerzas de seguridad que ya detuvieron a los dos presuntos pistoleros que el jueves pasado atacaron a Olivares y a su acompañante, el funcionario Yadón, cuando paseaban por las inmediaciones del Congreso.

El diputado murió el domingo en el hospital Ramos Mejía tras haber sido baleado el jueves a metros del Congreso Nacional y permanecer internado en estado crítico por una falla multiorgánica. El presidente Macri decretó duelo nacional por 48 horas.

 

Los apresados serán acusados de haber actuado con alevosía.

 

Los detenidos por los crímenes del diputado Héctor Olivares y Miguel Yadón serán indagados por el juez de instrucción Mariano Iturralde y los imputaría de haber actuado con alevosía que tiene como única pena la prisión perpetua.

Según consigna Infobae, la nueva calificación surgió a partir del análisis de la prueba que está en el expediente. Quiénes estarán ante el juez y la fiscal Estela Andrades son Juan Jesús Fernández -quien estaba en el lugar de los crímenes-, su hija Estefanía Fernández, Miguel Navarro Fernández, Rafael Cano Carmona y Luis Cano, todos familiares y quienes ya fueron indagados.

También está detenido en Uruguay Juan José Navarro Cádiz, acusado de ser el autor de los disparos y de quien se espera su extradición.

La justicia agravó la situación de los detenidos al considerar que los crímenes fueron cometidos con alevosía. Es porque «El Gitano» Fernández y Navarro Cádiz dispararon desde un Volkswagen Vento gris -propiedad del primero- que tenía los vidrios polarizados, agazapados y con la ventanilla del conductor un poco baja por lo que Olivares y Yadón se encontraron en una situación de indefensión.

El nuevo delito prevé una única pena en caso de ser condenados, la prisión perpetua. Sin la alevosía el delito de homicidio contempla una pena de ocho a 25 años.

Por su parte, se espera que en los próximos días sea extraditado a la Argentina Juan José Navarro Cadiz, quien fue detenido en Uruguay y que según Fernández, fue quien disparó contra el diputado y funcionario fallecidos.

Todos los detenidos están acusados de participar de un plan criminal, Fernández y Navarro Cádiz como autores y el resto como instigadores o encubridores. Esa es la imputación provisoria.