Por otra parte, el exvicepresidente fue absuelto por la compra de 19 autos de alta gama cuando era ministro de Economía.

El Tribunal Oral Federal 8 (TOF 8), integrado por los jueces Nicolás Toselli, Sabrina Namer y Gabriela López íñiguez, dio a conocer la sentencia contra el ex vicepresidente Amado Boudou, en el marco del juicio unificado por la transferencia de un auto con papeles apócrifos y la adquisición de vehículos de alta gama cuando era ministro de Economía.

En la previa, la fiscalía a cargo de Abel Córdoba había solicitado cuatro años de prisión por este último expediente y una sanción unificada de cinco años sumando la causa de la transferencia del rodado.

De traje oscuro y con voz calma, el ex funcionario de Cristina Kirchner acusó al gobierno de Mauricio Macri por su situación judicial: “Este show mediático (por las causas de corrupción contra ex funcionarios kirchneristas), lo usaron para saquear a la República Argentina y nos usaron a nosotros para eso. Esto sirve para entretener para que grupos muy pequeños y concentrados saqueen a la Argentina, pero gracias a Dios se va a terminar”, señaló.

El exvice reforzó su idea sobre la gestión de Cambiemos, a la que definió como “un período que inexorablemente se va a acabar”. Y sentenció: “El sistema de arbitración de leyes se va a terminar”.

Boudou fue sobreseído en 2017 por la presunta falsificación de documentos de un vehículo Honda, pero la Cámara Federal de Casación Penal revocó el fallo y ordenó realizar un nuevo debate. El exjuez federal Sergio Torres llevó adelante la instrucción del segundo tramo: lo envió a juicio al determinar que los autos para el ministerio costaron dos millones de pesos, que hubo sobreprecios y que no se justificó la necesidad de la adquisición.

Se trata de la segunda condena al ex ministro: la primera fue la del caso Ciccone, la cual fue dictaminada en agosto de 2018 a cinco años y diez meses de prisión por los delitos de cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con la función pública por la venta de esa empresa dedicada a la producción del papel moneda.

A más de 16 años del homicidio, la causa fue elevada a juicio. Están acusados de matar a la socióloga porque los descubrió robando.

 

Luego de 16 años, el juez de Garantías N°1 de San Isidro, Ricardo Costa, elevó a juicio oral la causa contra Nicolás Pachelo y dos exvigiladores del Carmel Country de Pilar por el crimen de María Marta García Belsunce, ocurrido en octubre de 2002.

Los fiscales María Inés Domínguez y Andrés Quintana habían acusado en septiembre de 2018 a Pachelo y a los vigiladores José Ortiz y Norberto Glennon de ser “coautores” de un “robo agravado por haberse cometido mediante el uso de arma de fuego -apta- en concurso real con homicidio criminis causa agravado por el uso de arma de fuego”, delitos que prevén la pena de prisión perpetua.

Nicolás Pachelo

Según la hipótesis de los fiscales, los tres mataron a María Marta cuando los descubrió robando en su casa del Carmel Country de Pilar.

Pachelo y los vigiladores llegan a juicio cuando aún la Corte Suprema de Justicia de la Nación debe resolver una apelación del subprocurador general Juan Ángel de Oliveira a la absolución de Carlos Carrascosa, viudo de María Marta, que le había dictado el Tribunal de Casación Penal bonaerense en diciembre de 2016.

María Marta fue encontrada muerta el 27 de octubre de 2002 en su casa del Carmel, con medio cuerpo semisumergido en la bañera. La autopsia practicada a 36 días del hecho comprobó que había sido asesinada de seis balazos en el cráneo, cinco de los cuales penetraron y el sexto -«el pituto»- le rebotó. Usaron un arma calibre .38 largo que nunca apareció.

En un primer juicio, Carlos Carrascosa, el viudo, fue condenado sólo por el “encubrimiento” y absuelto por el homicidio, pero en 2009 el Tribunal de Casación bonaerense lo condenó a prisión perpetua como autor del crimen de su esposa. Estuvo preso seis años en la cárcel de Campana y luego obtuvo una prisión domiciliaria en febrero del 2015 al cumplir 70 años, que se extendió por casi dos años hasta que se le concedió la libertad, en diciembre de 2016.

En tanto, todavía quedan condenados por el encubrimiento del crimen Horacio García Belsunce y Juan Hurtig (hermano y hermanastro de María Marta, respectivamente); el médico Juan Gauvry Gordon y el vecino del country Sergio Binello, quienes fueron sometidos a juicio en 2011.

En aquel debate también fue condenado el cuñado de la víctima, Guillermo Bártoli, quien murió en noviembre de 2014.