Actualidad

Caso D’Alessio: Ramos Padilla investiga a Carrió, Oliveto y Zuvic

El juez avanza sobre los vínculos de la banda que espiaba a políticos, jueces y empresarios.

 

El juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla dejó en claro en un oficio que la diputada Elisa Carrió está siendo investigada por la asociación ilícita que llevó adelante tareas de espionaje en el mundo político judicial y periodístico con fines extorsivos, en el caso del supuesto abogado Marcelo D’Alessio.

Además, la pesquisa también apunta a Paula Oliveto y a Mariana Zuvic, dos diputadas aliadas de Carrió. “Se impone dejar constancia –ya que se encuentran mencionados en estas actuaciones- que en la causa nro 88/2019 del registro del Juzgado federal de Dolores se encuentran imputados, querellados y/o detenidos entre otros, Marcelo D ́Alessio, Ricardo Bogoliuk, Anibal Degastaldi, Carlos Stornelli, Claudio Bonadio, Elisa Carrió, Paula Oliveto y Mariana Zuvic, sin que ello implique ningún análisis de mérito sobre su responsabilidad, el que corresponde realizar en el marco del expediente citado”, sostiene el escrito al que tuvo acceso Infobae.

Ramos Padilla rechazó este jueves hacerse cargo de una causa que le había llegado desde los tribunales de Comodoro Py. Esa denuncia, que recayó en el juzgado de Luis Rodríguez, nació a raíz de un sobre que pasaron bajo la puerta de la fiscalía del fiscal Carlos Stornelli el 8 de febrero pasado, dos días después del allanamiento a la casa de D’Alessio y cuando todavía no se conocían detalles sobre la causa que se abrió en Dolores. Allí se hablaba de “conversaciones y escuchas vinculadas a una supuesta conspiración”.

Las diputadas Paula Oliveto y Mariana Zuvic presentaron una denuncia similar que recayó en el juzgado de Claudio Bonadio y a la que luego se sumó la propia Carrió. La denuncia apuntó la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el exembajador ante la Santa Sede Eduardo Valdés, el falso abogado D ‘Alelessio, los expolicías Ricardo Bogoliuk y Norberto Degastaldi y el propio Ramos Padilla.

Lo acusaban de haber actuado “en evidente incompetencia, a efectos de obtener nulidades en las causas de corrupción más emblemáticas como las conocidas como causa de los cuadernos o la causa de los contenedores, desacreditando a aquellos que se acogieron a la ley del arrepentido”, precisa Ramos Padilla en su escrito.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *