La solicitud al juez Ramos Padilla fue presentada por el dirigente peronista Eduardo Valdés.

 

El dirigente peronista Eduardo Valdés solicitó que el juez federal Alejo Ramos Padilla convoque a declaración indagatoria a las diputadas nacionales Elisa Carrió y Paula Oliveto.

El pedido fue presentado en el expediente que investiga una supuesta red de espionaje liderada por el falso abogado Marcelo D’Alessio.

Valdés solicitó que se amplíe el objeto de la investigación imputándoles a las diputadas nuevos hechos delictivos.

“El aparente protagonismo esencial de las Dras. Paula Oliveto y Elisa Carrio en varias de las maniobras delictivas desplegadas por la organización criminal, genera la fuerte presunción de que su participación en ella ha sido desarrollada en calidad de autoras en los términos del art. 45 último párrafo del Código Penal”, precisó Valdés en un comunicado al que accedió Infobae.

El dirigente justicialista recordó la declaración de la ex abogada de Leonardo Fariña, Giselle Roble, y sus supuestos chats con Oliveto.

“En atención a que el testimonio de Fariña está siendo severamente cuestionado en su rol de imputado colaborador en otras causas, en lo que se está denunciando como una campaña de persecución política-judicial-mediática impulsada contra dirigentes y miembros de la oposición política al oficialismo, la imputada Paula Oliveto deberá explicar el motivo de la extraña y llamativa preocupación por la suerte del mencionado Fariña, y si dicha preocupación tiene vinculación con las conductas desarrolladas por la organización criminal investigada en esta causa. En esa lógica, el interés de la diputada por la excarcelación del detenido Fariña plantea un ineludible interrogante que la pesquisa deberá dilucidar: ¿habrá efectuado, o impulsado conjuntamente con Elisa Carrio, algún acuerdo o gestión previa, el cual la impacientaba al no concretarse la prometida libertad del detenido?”, sentencia el escrito.

Y desarrolla: “En otras palabras, las diputadas Paula Oliveto y Elisa Carrio, en su presunta calidad de integrantes de la banda criminal investigada en estos autos, habrían acordado con Leonardo Fariña que, una vez prestada la declaración como arrepentido– por supuesto con un libreto y guion determinado para inculpar a determinadas personas vinculadas al gobierno anterior, principalmente a la figura de la ex presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner- él obtendría inmediatamente su libertad. En ese supuesto, el plan se pudo haber ideado en la reunión con Marcelo D`Alessio llevada a cabo en la residencia de la Dra. Elisa Carrio, sita en Exaltación de la Cruz”.

 

El juez avanza sobre los vínculos de la banda que espiaba a políticos, jueces y empresarios.

 

El juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla dejó en claro en un oficio que la diputada Elisa Carrió está siendo investigada por la asociación ilícita que llevó adelante tareas de espionaje en el mundo político judicial y periodístico con fines extorsivos, en el caso del supuesto abogado Marcelo D’Alessio.

Además, la pesquisa también apunta a Paula Oliveto y a Mariana Zuvic, dos diputadas aliadas de Carrió. “Se impone dejar constancia –ya que se encuentran mencionados en estas actuaciones- que en la causa nro 88/2019 del registro del Juzgado federal de Dolores se encuentran imputados, querellados y/o detenidos entre otros, Marcelo D ́Alessio, Ricardo Bogoliuk, Anibal Degastaldi, Carlos Stornelli, Claudio Bonadio, Elisa Carrió, Paula Oliveto y Mariana Zuvic, sin que ello implique ningún análisis de mérito sobre su responsabilidad, el que corresponde realizar en el marco del expediente citado”, sostiene el escrito al que tuvo acceso Infobae.

Ramos Padilla rechazó este jueves hacerse cargo de una causa que le había llegado desde los tribunales de Comodoro Py. Esa denuncia, que recayó en el juzgado de Luis Rodríguez, nació a raíz de un sobre que pasaron bajo la puerta de la fiscalía del fiscal Carlos Stornelli el 8 de febrero pasado, dos días después del allanamiento a la casa de D’Alessio y cuando todavía no se conocían detalles sobre la causa que se abrió en Dolores. Allí se hablaba de “conversaciones y escuchas vinculadas a una supuesta conspiración”.

Las diputadas Paula Oliveto y Mariana Zuvic presentaron una denuncia similar que recayó en el juzgado de Claudio Bonadio y a la que luego se sumó la propia Carrió. La denuncia apuntó la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el exembajador ante la Santa Sede Eduardo Valdés, el falso abogado D ‘Alelessio, los expolicías Ricardo Bogoliuk y Norberto Degastaldi y el propio Ramos Padilla.

Lo acusaban de haber actuado “en evidente incompetencia, a efectos de obtener nulidades en las causas de corrupción más emblemáticas como las conocidas como causa de los cuadernos o la causa de los contenedores, desacreditando a aquellos que se acogieron a la ley del arrepentido”, precisa Ramos Padilla en su escrito.

 

Un pasajero increpó a la diputada cuando la funcionaria volvía de Córdoba en medio de las polémicas declaraciones sobre la muerte de De La Sota.

 

La diputada nacional Elisa Carrió fue increpada en el vuelo que la traía desde Córdoba hacia Buenos Aires para participar de la sesión en la Cámara Baja, horas después de ser blanco de las críticas tras asegurar que “gracias a Dios se murió De La Sota“.

Sin embargo, la pregunta que le hicieron era sobre otra polémica de la legisladora: “¿Dónde están los dólares a 23 pesos que nos prometió?”, fue la consulta de un pasajero a Carrió, en referencia al pronóstico dio en mayo del año pasado, cuando el billete había comenzado su precipitado ascenso.

“Fue por la mafia de los laboratorios, ya está denunciado”, fue la respuesta de la cofundadora de Cambiemos, ya visiblemente tensa ante el inesperado reclamo. “¿Su amigo D’Alessio no sabrá nada?”, redobló la apuesta el hombre, que en todo momento filmó el intercambio. “Mi amigo no es D’Alessio”, fue lo último que se le oye decir a Carrió.

“Gracias a Dios se murió De La Sota”, señaló la diputada nacional durante un discurso. La hija del exgobernador Candelaria apuntó contra la líder de la Coalición Cívica: “La barbaridad está dicha y el daño está hecho”.

 

La diputada Elisa Carrió llegó a la provincia de Córdoba para respaldar la candidatura a gobernador de Mario Negri, aunque su visita quedó empañada por una polémica frase que lanzó en su discurso que brindaba en Cruz del Eje.

Después de que asociara al ex gobernador de Santa Fe Antonio Bonfatti con el narcotráfico, la líder de la Coalición Cívica apuntó contra el ex mandatario José Manuel De la Sota, que falleció el año pasado en un accidente de tránsito. “Gracias a dios murió De la Sota, porque sino sí sabrían lo que es una denunciadora”, remató.

El exabrupto se dio al ser consultada sobre las denuncias contra sus colegas en el sistema político. Inmediatamente agregó que “lo que todo Córdoba tiene que plantearse es quién maneja la droga a partir de ahora”.

La hija mayor de la familia De la Sota, Candelaria, interpeló al presidente Mauricio Macri para que le exija que pida disculpas a la líder de la Coalición Cívica. “Presidente @mauriciomacri, espero que le pida a su socia política @elisacarrio que se disculpe de inmediato conmigo y toda mi familia por la inmensa barbaridad que dijo sobre la muerte de mi padre. No todo vale para conseguir votos”, publicó la mujer en las redes sociales.

El mensaje de Carrió

Además, en declaraciones a TN, Candelaria no consideró sincera las disculpas de la diputada: “Me parece que no están formuladas de la manera correcta sus disculpas. Uno reconoce que se equivocó cuando pide disculpas, pero ella no. No hay nada de espiritual en invocar a Dios para celebrar la muerte de alguien. Es horroroso. La barbaridad está dicha y el daño está hecho”.

“Fue una utilización cruel y espantosa la referencia de la muerte de mi papá. Solamente pensó en el beneficio de obtener votos con una frase que genera impacto. No pensó en mí, en mi hermana, en mi abuela de 99 años, en los nietos de mi papá. Es como meter el dedo en la llaga. Apenas pasaron siete meses y esta señora está diciendo eso”, concluyó.

El fiscal federal Guillermo Marijuán impulsó una investigación formal, contra el supuesto abogado quien, además es investigado por espionaje ilegal y extorsión.


El fiscal federal Guillermo Marijuán impulsó una investigación formal por supuesto enriquecimiento ilícito contra el detenido operador judicial Marcelo D´Alessio, quien es investigado además por actividades de espionaje ilegal y extorsión.

Marijuán ahora quedó a cargo de la investigación que le fue delegada por la jueza federal María Servini, según informaron fuentes judiciales a NA.

La denuncia por enriquecimiento ilícito fue presentada por la líder de la Coalición Cívica-ARI Elisa Carrió, quien presentó pruebas de un supuesto crecimiento patrimonial del operador judicial tras su pasado por la estatal Enarsa entre 2011 y 2014.

La diputada nacional sostuvo que el operador judicial habría adquirido más de 30 automóviles de alta gama en una década y fue titular de varias empresas, que enumeró en la presentación a partir de lo cual se abre la investigación.

Además, sugirió que la AFIP aporte todas las inspecciones realizadas a las empresas que tenía D´Alessio entre 2009 y 2015. Asimismo, pidió que se disponga el levantamiento del secreto bancario para contar con toda la documentación tributaria del acusado.

D´Alessio permanece en prisión en el marco de la causa por supuesta participación en una asociación ilícita con fines de extorsión y espionaje ilegal que investiga el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla.

“Al no poder hacerle un golpe de estado al presidente de la República, Lorenzetti le hace un golpe de estado al presidente de la Corte”, se expresó a través de las redes sociales.

 

En medio de la mala relación entre Elisa Carrió y Ricardo Lorenzetti marcada por denuncias, amenazas y rispideces constantes, la diputada de Cambiemos volvió a apuntar contra el expresidente de la Corte Suprema, a través de su cuenta personal de Twitter.

“Al no poder hacerle un golpe de estado al Presidente de la República, Lorenzetti le hace un golpe de estado al presidente de la Corte”, escribió luego de que este el expresidente de la Corte junto a otros miembros del máximo tribunal judicial del país, limitara, otra vez, las facultades de su actual presidente, Carlos Rosenkrantz.

Los jueces Lorezetti, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti le quitaron a Rosenkrantz el control del Centro de Información Judicial (CIJ), que es el sitio web donde se publican las sentencias de los tribunales de todo el país. Y así, redujeron aún más su poder.

Es por ello, que Lilita y utilizó sus redes sociales y le pidió al presidente de la Corte “que se mantenga en su cargo y no renuncie” ya que “la democracia depende de su permanencia”.

 

Además, la líder de la Coalición Cívca-ARI señaló que así “es la única medida eficaz para combatir el espionaje ilegal”.

 

A raíz de la ola de denuncias e investigaciones de supuestas operaciones para combatir el espionaje ilegal, la diputada Elisa Carrió volvió a reiterar el pedido al Gobierno Nacional para que elimine la Agencia Federal de Inteligencia (AFI).

La Coalición Cívica-ARI presentó un comunicado, donde recordó que Carrió presentó en 2016 un proyecto para suprimir la exSIDE. “La única medida eficaz para combatir el espionaje ilegal en Argentina es eliminar la AFI y crear en su lugar un organismo que solo coordine a las fuerzas de seguridad en la prevención y el combate del crimen organizado y el terrorismo”, resaltó el espacio.

Carrió remarcó que dirigentes de su partido y ella han sido víctimas de “distintas operaciones de inteligencia y amenazas que no han cesado”. “El oscuro y podrido mundo del espionaje, las amenazas y las operaciones terminarán cuando un mensaje claro en su contra sea enviado desde el Estado y desde la dirigencia política”, detallaron.

En el proyecto de ley que presentó en 2016, Carrió propuso crear una agencia que investigue “los delitos federales de terrorismo, narcotráfico, tráfico de armas, tráfico de personas, entre otros”. También, pidió restringir y controlar los fondos de la agencia de investigación y separar el sistema de inteligencia del sistema de investigación.

 

Para la líder de la Coalición Cívica, la citación de Stornelli, es una incompetencia del juez Padilla a quien considera “parte de una operación” en contra del fiscal.

La diputada Elisa Carrió salió a cruzar al juez Alejo Ramos Padilla, quien citó al fiscal Stornelli a indagatoria el próximo 7 de marzo tras investigar su vinculación con el falso abogado Marcelo D´Alessio. Dijo que es «absolutamente incompetente».

“Se trató de una operación en la que intervinieron muchos, dentro y fuera de la cárcel. También involucra a (Ricardo) Echegaray, Rudy Ulloa y sectores de Cristina Kirchner en La Cámpora”, agregó en declaraciones al canal Todo Noticias (TN).

La líder de la Coalición Cívica  anticipó que pedirá “el juicio político” del juez Alejo Ramos Padilla, a quien acusó de “formar parte de una operación contra el fiscal federal Carlos Stornelli.

En esta línea, “Lilita” dijo que todo esto «es una locura». «Por mí que digan lo que quieran. Yo hace 12 años dije cómo era la asociación ilícita. Gracias a Dios están todos presos, me faltan dos o tres que estamos en proceso», señaló. «Tenemos 150 expedientes en todo el país. Van a devolver el dinero y vamos a terminar con la corrupción. Lo otro son chismes, que nos peguen. ¿Qué nos pueden decir? ¿Que estuvimos con [Marcelo] D’Alessio?».

“Creo que en el fondo de todo está Ricardo Echegaray. Todos los caminos conducen a él», dijo. Además, sostiene que se trató de una maniobra de contrainteligencia. «Eso quiere decir que van a destruir algo», enfatizó.

Carrió proyectó que «Cristina está muy cerca de ser condenada por traición a la patria», y señaló que cree que la expresidenta tiene bienes en Nueva York. «Si los ladrones vuelven, no tenemos salida», cerró.